Deficiencias en el proyecto mantienen paralizado el club náutico de La Casería

  • Los errores podrían acarrear un incremento de los costes superior al presupuesto · Los trabajos llevan seis meses completamente parados y el club pide ayuda a la EPPA para afrontar el dragado de la zona

Comentarios 2

El plazo de ejecución cumplió en el pasado mes de noviembre, pero las obras llevan ya seis meses completamente paralizadas y se desconoce cuándo volverán a ponerse en marcha. Lo cierto es que el club náutico de la playa de La Casería tiene por delante una situación difícil de resolver. El problema: las deficiencias encontradas en el proyecto y el posible incremento del coste de nuevas actuaciones a realizar ahora, que podría exceder al presupuesto de adjudicación.

Todo ello ha llevado a la adjudicataria, la empresa Hispánica Constructora, a frenar todos los trabajos en marcha en tanto no se solucionan estos problemas.

Por otro lado, la necesidad de afrontar el dragado de la zona para garantizar la viabilidad del proyecto -fase de la actuación para la que también se busca financiación- ha complicado aún más la situación del nuevo club, cuya demora ha sido denunciada en reiteradas ocasiones.

Hace apenas unos días, poco después de la visita a Gallineras de la directora general de la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA), Montserrat Badía, la oposición metió el dedo en la llaga al denunciar la paralización de las obras del club náutico. El portavoz socialista, Fernando López Gil, llegó a cuestionar la viabilidad de esta actuación -que curiosamente está cofinanciada por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte- al afirmar que la ubicación de los amarres no era la más idónea al no contar con suficiente calado para los barcos.

La preocupación ha hecho mella en los más afectados, los socios del club de pescadores deportivos Playa de La Casería, que el lunes se reunieron con el delegado específico de Planeamiento y Gestión Urbanística, Pascual Junquera, para analizar la situación en la que se encontraba el proyecto tras varios meses totalmente paralizado y sin visos de una pronta solución.

Su presidente, Francisco Vázquez, no ocultó sentirse defraudado por las dificultades surgidas pero se mostró bastante optimista tras el encuentro que mantuvo en las oficinas de la Gerencia.

"El Ayuntamiento y nosotros (el club) estamos trabajando en una solución para que las obras puedan continuar su marcha sin necesidad de volver a licitarlas y empezar otra vez todo el proceso", afirmó.

El club, además, ha entablado contacto con la EPPA con la intención de implicar también a este órgano de la Junta de Andalucía en la actuación, concretamente en el dragado de la zona de los pantalanes para permitir el amarre de las embarcaciones. El presidente de este colectivo trasladó ya la propuesta a la directora general, Monstserrat Badía, en un breve encuentro que mantuvieron durante su visita a la ciudad la semana pasada. Según Francisco Vázquez, la idea no ha sido descartada por la EPPA. En breves fechas -aseguró- mantendrá un nuevo encuentro pendiente de concretar con Badía en el que le planteará pormenorizadamente el proyecto y esta fase de la actuación para la que pide su ayuda.

La Gerencia Municipal de Urbanismo, por otro lado, ha achacado el problema del club náutico a una serie de imprevistos surgidos durante las obras que han obligado a buscar nuevas soluciones constructivas, "soluciones -puntualiza- que tiene que consensuar la dirección facultativa con la empresa constructora".

No obstante, Urbanismo, como adelantó este periódico hace una semana, está trabajando en la redacción del proyecto de acometidas (electricidad, alcantarillado, agua y telefonía) y ya tiene la financiación para su ejecución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios