Conjugar el interés del comercio local con el ambulante, la máxima

  • Desde la Delegación de Venta Ambulante se habla de renovar licencias, nunca de ampliar

Velar por los intereses de ambos sectores, pequeño comercio y ambulante. Ésta es la prioridad del delegado municipal de Venta Ambulante, Francisco José Romero, quien pretende conservar el número de puntos de venta ambulante sin más aumentos que los imprescindibles. Si hay alguna licencia que se da de baja, por tanto, se adjudicará a otro comerciante, pero la idea es mantener un número constante, al menos de momento.

Viendo lo difícil que resulta obtener la correspondiente licencia, otra opción puede ser pedir un permiso pero para venta ambulante ocasional. Solamente en el mercadillo navideño de la Alameda se concentran 31 puestos con licencias de este tipo. No obstante, además del permiso municipal, hay que pagar una suma por ocupación de suelo público.

El futuro de la venta ambulante, como sostiene el concejal de este Área municipal, se irá viendo con el propio paso del tiempo y según la demanda que se vaya registrando. Pero, dentro del ámbito en cuestión, el sector de lo textil parece ser que es el que tiene más aceptación y posibilidades de duración. Le sigue el calzado, mientras que los productos de temporada (vendidos la mayoría de veces en puestos ocasionales) es el de menos éxito, tanto en cuanto a beneficios como a lo relativo a posibilidades de futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios