Comienzan las obras para reordenar los puestos del Mercado Central

  • La reforma incluye el traslado de dos negocios para dejar libre la nueva zona para pescadería en el acceso de Calderón de la Barca

  • Se demolerán los puestos del lateral de Hermanos Laulhé

Comienzan las obras para reordenar los puestos del Mercado Central Comienzan las obras para reordenar los puestos del Mercado Central

Comienzan las obras para reordenar los puestos del Mercado Central

Un análisis inicial permitió establecer cuál era el funcionamiento real del Mercado Central, base para acordar la reorganización que ayer dio comienzo con los primeros trabajos. Algunos obreros faenaban, de hecho, en los puestos laterales (del lado de la calle José López Rodríguez) mientras responsables de la empresa constructora Grucal y representantes municipales exponían los planes para el lugar y recorrían los puntos donde se va a intervenir en la primera fase que se centra en el traslado de pescadería.

"Los puestos de esta zona [junto al acceso de la calle Calderón de la Barca] son los que menos uso tienen. Por eso vimos que era el mejor sitio donde instalar los puestos de pescadería", explica la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez. Se recuperaría así una de las puertas principales, especialmente con el tránsito desde la Plaza del Rey por el Ayuntamiento cuando la rehabilitación del edificio consistorial termine. La mudanza a la cabecera del mercado dará potencia a estos negocios para que tengan mayores ventas e incluso para atraer nuevos.

Para esta operación es necesaria una intervención que pasa primero por trasladar los negogios que ocupan algunos de los puestos que tienen uso en la isla donde se podrá pescadería. Los detallistas afectados, asegura Márquez, han mostrado su disposición y están satisfechos con la nueva ubicación que se les ha asignado y que será definitiva. Una vez se aisle este espacio -para que no moleste ni los ruidos, ni el polvo que se levante- comenzarán los trabajos de remodelación, entre ellos la creación de un sistema de saneamiento independiente. Tendrá, según las explicaciones de la responsable de Urbanismo, una salida directa al exterior, con una inyección de aguas para limpiar de residuos las conducciones y evitar los olores de la plaza. "Sus instalaciones serán actualizadas, con un mobiliario adecuado y una persiana motorizada", detalla. La idea es contar con un mercado de primer orden, que incorpore todas las novedades, para que los puestos sean atractivos.

La primera fase de la obra, una vez se produzca esa concentración de los negocios de pescadería, incluye además la liberación de los puestos del lateral de la calle Hermanos Laulhé -con su demolición- donde se prevé en una segunda fase abrir huecos, ventanas, para que sea permeable al exterior y donde se crearía lo que denominan zona gourmet. "Negocios de productos artesanales, autóctonos, que tengan la posibilidad de servir en el momento. Intentamos que se haga algo que luego tenga salida", comenta Márquez. En la parte de pescadería se demolerán todas las estructuras para que quede un espacio expedito, en el que están interesados tanto supermercados como empresas que plantean un uso deportivo o actividad gourmet. En una segunda fase será el cambio estético: del resto de puestos, de la solería o techos.

La alcaldesa, Patricia Cavada, defendía que la reforma del mercado forma parte de un eje de transformación que incluye al Ayuntamiento y a la Plaza del Rey. Por eso tanto ella como el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero dieron las gracias a los detallistas por su implicación en la redacción del proyecto y ahora en las obras. Romero destacó la apuesta municipal por innovar en este espacio, con la idea de incorporar la gastronomía para diversificar su actividad y por tanto mejorar la generación de actividad económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios