Las actuaciones de la Casa Consistorial y Real transformarán la plaza del Rey

  • La obra de peatonalización nivelará esta arteria principal con la plaza · El Gobierno local pedirá a la Junta la adecuación de los edificios que la rodean, diseñados también por Torcuato Cayón, como el Ayuntamiento

Tiene la plaza del Rey dos proyectos de calado que le afectan directamente, dos actuaciones que servirán como impulso transformador de lo que para muchos isleños es el corazón urbanístico de San Fernando. Su puesta en valor pasa por una redefinición en su diseño, por una actualización y potenciación de sus elementos más relevantes, elementos en su mayoría arquitectónicos, los cuales, semiescondidos en la actualidad, pasan desapercibidos a los ojos del isleño y del turista.

A este redescubrimiento contribuirán sin duda estos dos proyectos. El primero de ellos, las obras del tranvía y la semipeatonalización de la calle Real, cuyo comienzo está previsto en los meses de verano en este punto, una actuación que servirá para situarla a la misma cota que la plaza, lo cual ampliará sus dimensiones hasta prácticamente el actual edificio de correos. Supone la integración de este espacio en la calle Real y viceversa, lo cual dotará al entorno de unas mayores condiciones de visibilidad.

La peatonalización traerá consigo además la propia remodelación del espacio -aunque aún no está definida cuando va a realizarse-, en la que una de las actuaciones prioritarias será la dotación de un mobiliario nuevo para todo él, un equipamiento homogéneo aún por definir pero que comprenderá la adecuación de las terrazas y los quioscos que actualmente se encuentran instalados en la plaza. La intención es que el enclave tome cuerpo, unidad, y se adapte además al estilo marcado por la majestuosidad de la Casa Consistorial y por los inmuebles que la circundan.

Además de esta renovación del mobiliario urbano, también se contempla entre las actuaciones futuras de la plaza despejar algunos de los elementos que actualmente la componen con el objeto precisamente de realzar el entorno urbanístico, ideado por Torcuato Cayón, arquitecto de la Casa Consistorial, quien ya planificó para este enclave un espacio diáfano con la intención de realzar los edificios. Aún están por concretarse estos elementos de los que se prescindirá o no, ya sean zonas ajardinadas, bancos o incluso la estatua del general Varela, generadora de polémica, cuya permanencia está actualmente en estudio por parte de la Comisión de la Memoria Histórica y por extensión, el propio Ayuntamiento isleño.

Junto a esta obra de semipeatonalización, hay una segunda actuación que también incide en este proceso transformador de la plaza del Rey. Es la reforma integral de la Casa Consistorial, de la cual es responsable el arquitecto Francisco Márquez. Una remodelación que aún no ha comenzado, pero de la que, según los plazos anunciados, debe estar a punto de entregarse el proyecto de ejecución. Un documento que incluye también arreglos y adecuaciones en la fachada, que adquirirá así presencia. La intención del Ayuntamiento es que también las portadas de los inmuebles que rodean la plaza sean remodelados en el mismo estilo y de la misma forma que el Palacio Consistorial. Para ello, pedirá a la Junta de Andalucía la realización de estos trabajos, que conseguirían la conformación de un entorno en armonía con el edificio que preside la plaza, un monumento en sí mismo, aún por potenciar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios