Bendita resaca después de disfrutar de la victoria isleña en Calahorra

  • La afición azulina realiza un viaje de 28 horas para animar al CD San Fernando

Comentarios 2

Soberana. La afición del Club Deportivo San Fernando se ganó este fin de semana este sobrenombre con creces ya que lo que realizaron los 200 seguidores del equipo azulino fue impresionante para estar con su equipo en Calahorra.

Y es que los dos autobuses que transportaban a los aficionados a tierras riojanas salieron de la ciudad a las once de la noche del pasado sábado y, tras estar toda la noche de viaje, llegaron a Calahorra a la una y media de la tarde, con el tiempo justo de dar una vuelta, almorzar y personarse en La Planilla, no sin antes dar el recibimiento oportuno al equipo isleño que llegó al estadio de Calahorra entre el calor de los aficionados.

Su comportamiento en las gradas del estadio fue ejemplar y, lógicamente, se estalló de alegría cuando el colegiado pitó el final del encuentro.

A raíz del mismo había de nuevo otras catorce horas de viaje, por lo que a las nueve de la noche se partió con rumbo a San Fernando donde se llegó ya pasadas las diez y media de la mañana. La vuelta fue alegre, feliz y ejemplar.

En resumen los aficionados de San Fernando se metieron en el cuerpo un total de 35 horas de viaje, de las que 28 estuvieron metidos en un autobús, digno de elogio. Ahora es el momento de que sus paisanos respondan el domingo en Bahía Sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios