El Ayuntamiento da luz verde al uso hípico del sendero del Carrascón

  • Desarrollo Sostenible quiere una normativa para las sendas de la Bahía

Comentarios 8

Las múltiples reuniones han dado su fruto. El Ayuntamiento autorizará el uso del sendero del Carrascón -actualmente en ejecución- a los miembros de la Asociación Hípica La Isla. Jinetes y caballos podrán transitar por esta nueva ruta paralela a la Ronda del Estero que unirá el Zaporito con el muelle de Gallineras.

La concejala de Desarrollo Sostenible, Rosario Álvarez, anunció ayer el acuerdo que se había alcanzado con este colectivo, que finalmente verá atendida sus demandas tras reunirse en las últimas semanas con la delegada provincial de Medio Ambiente, con el jefe de la Demarcación de Costas en Andalucía-Atlántico y, finalmente, con el Ayuntamiento e, incluso, anunciar protestas si se les impedía utilizar este nuevo sendero que discurre a lo largo de la zona de servidumbre de Dominio Público Marítimo Terrestre.

Pero será la Administración local -y concretamente el área de Desarrollo Sostenible- la que, una vez que acaben las obras, asumirá la responsabilidad y las competencias del sendero del Carrascón y, por tanto, decidirá su uso, que inicialmente es exclusivamente peatonal. Y la responsable municipal del área de Medio Ambiente abrió ayer la puerta del sendero del Carrascón a la Asociación Hípica de La Isla.

Rosario Álvarez explicó que, en otros casos en los que los senderos se encuentran directamente en el Parque Natural, la cesión para el uso del mismo se traslada directamente a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, donde el Ayuntamiento no tiene competencias. Pero éste no es el caso del sendero del Carrascón. De ahí que desde el Ayuntamiento isleño se demande ahora una normativa única que regule los usos de estos senderos para toda la Bahía de Cádiz de la misma forma.

La delegada de Desarrollo Sostenible, tras el encuentro que mantuvo con la Asociación Hípica La Isla, emplazó a la directiva de este colectivo recientemente creado a trabajar conjuntamente en la elaboración de dicha normativa para regular el uso del sendero y, sobre todo, para hacerlo compatible con los peatones y con los ciclistas.

"Se trata de un patrimonio natural para el disfrute de todos y el caballo es una tradición y una forma también sostenible de relacionarnos con nuestro entorno", explicó Álvarez. La concejala dio también cuenta de otros acuerdos alcanzados con la asociación como la necesidad de trasladar a Costas algunas mejoras al proyecto del Carrascón, como es su anchura y la naturaleza del firme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios