El Ayuntamiento mantiene en 44 días la media anual de pago de facturas

  • Diciembre se cierra con 45,99 días de plazo

  • Durante 2017 el Consistorio consiguió en momentos puntuales rebajar el periodo medio de pago hasta los 36 días, el mejor dato registrado

Imagen de la puerta de entrada a las oficinas de la Delegación de Hacienda, de archivo. Imagen de la puerta de entrada a las oficinas de la Delegación de Hacienda, de archivo.

Imagen de la puerta de entrada a las oficinas de la Delegación de Hacienda, de archivo. / román ríos

A lo largo de 2017, el Ayuntamiento isleño pagó sus facturas en una media de 44,15 días, según los últimos datos actualizados que ha publicado el Ministerio de Hacienda y Función Pública. El plazo apenas supone diferencia alguna con respecto al comportamiento habitual del Consistorio en los dos últimos ejercicios. El año anterior, de hecho, se cerró con una media prácticamente similar: 44,5 días. Y en 2015 fue algo superior al situarse el dato global de los doce meses en 49 días de plazo para pagar a los proveedores.

En términos generales, según Hacienda, el Ayuntamiento isleño tarda aproximadamente un mes y medio en tramitar y abonar una factura, unos 15 días por encima del límite legal aunque a bastante distancia del tope máximo de morosidad que se sitúa en los 60 días. Aunque desde la oposición se ha cuestionado siempre este indicador que sirve de referencia para evaluar la gestión económica de las administraciones locales y se ha asegurado que existen numerosas proveedores -principalmente autónomos y pequeñas empresas- que tardan mucho más en cobrar de lo que dicen estas estadísticas, el equipo de gobierno ha llevado a gala siempre su fama de buen pagador. De hecho, desde verano de 2015, no se ha llegado a superar el tope de los 60 días y existe, además, una diferencia notable con respecto al periodo medio de pago de otras localidades del entorno.

Hacienda ha advertido que no se ha rebajado a 30 días, como se dice en el plan de ajuste

Aún así, el Ayuntamiento isleño no ha conseguido escapar de las reprimendas del Ministerio de Hacienda. La última de ellas, la carta del ministro Montoro en la que se advertía de incumplir los términos del plan de ajuste que el propio Consistorio, efectivamente, había aprobado en 2012, cuando gobernaba el PP. En dicho documento estratégico se asumía el compromiso de reducir los tiempos de pago a proveedores a 30 días en 2016, algo que evidentemente no se ha conseguido cumplir. Y de ahí las advertencias lanzadas por el gobierno central, que ha llegado incluso a apuntar hacia una posible intervención del Ayuntamiento si no se corrige el rumbo.

El gobierno municipal ha tildado de completamente desproporcionada esta carta que hace unas semanas remitió el Ministerio de Hacienda ya que considera que para nada se corresponde con la realidad económica del Ayuntamiento, que goza de liquidez, cierra los ejercicios presupuestarios con superávit millonario y presenta una situación bastante saneada en lo que a sus cuentas se refiere. Los periodos medios de pago -ha explicado el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, el socialista Conrado Rodríguez- han ido recortándose poco a poco. Y la imposibilidad de agilizar todavía más los trámites -insiste- radica más en la falta de personal de la que adolece la plantilla municipal, lo que tampoco se puede corregir dado los límites de la tasa de reposición que, precisamente, impone el gobierno central.

El mes de diciembre de 2017 se cerró con un periodo medio de pago de 45,99 días, un dato superior al registrado en el mismo periodo del año anterior -fueron 40,49 días de plazo- pero prácticamente similar al que se alcanzó durante el mes de noviembre (45,67) y que, en general, se aviene a lo que ha sido la dinámica habitual del Ayuntamiento durante los últimos doce meses e, incluso, durante el ejercicio anterior en términos globales.

De hecho, el peor dato del año -55,80 días de media- se registró el pasado mes de septiembre sin llegar a alcanzar ese tope de los 60 días. Y el mejor -no solo del año sino también de ejercicios anteriores- se alcanzó en marzo, cuando el Consistorio estuvo cerca de cumplir con esos 30 días de plazo para pagar sus facturas al anotar un periodo medio de 36,30 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios