El Ayuntamiento aprueba el proyecto de reparcelación de la zona de La Albenda

  • Compensará las cargas urbanísticas de los propietarios con una aportación del 30%

El proyecto de reparcelación de la zona de La Albenda, que ha sido aprobado definitivamente por el Ayuntamiento isleño, permitirá la redacción del proyecto de urbanización que regularizará y urbanizará las parcelas de más de una treintena de propietarios. De esta manera, estas personas podrán disfrutar de una zona de la ciudad "ordenada, con nuevos viarios y servicios imprescindibles para continuar con el desarrollo de la zona", explica la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez.

La reparcelación de La Albenda se aprueba tras un proceso que el equipo de gobierno comenzó a gestionar desde el inicio del mandato, después de que la asociación de vecinos de Camposoto entregara al gobierno anterior un estudio de detalles para poner fin a la construcción no planificada ni ordenada de viviendas en unas parcelas antes de huertas y campo. En el proyecto se incluye un nuevo vial-avenida de distribución que conectará las calles Carretera de Camposoto y Cartageneras, para mejorar la accesibilidad del sector y fortaleciendo las conexiones transversales norte-sur hacia los nuevos sectores por desarrollar como Huerta de San Joaquín o Huerta de la Compañía.

Según la responsable de Urbanismo, se han desarrollado negociaciones con los propietarios de las parcelas para establecer finalmente un sistema de cooperación, además de aceptar algunas de las alegaciones presentadas. "Durante el tiempo de tramitación se ha establecido siempre como prioritario equilibrar la carga económica a los particulares a la hora de llevar a cabo la ejecución urbanística de la zona", detalla. Concretamente, se compensarán las cargas en un 30% con aportación municipal, a través del Patrimonio Municipal de Suelo, "para posibilitar un desarrollo real en una zona donde no sería posible que los vecinos hicieran frente al coste de las infraestructuras". "No se podía avanzar en la urbanización de una zona sin tener en cuenta la realidad social de quienes viven allí", insiste Márquez. De hecho, se ha admitido incluso el faseado de manera que también se fraccionarán los pagos. Con este talante se ha terminado, defiende, con "una política de sanciones que era la que imperaba en el anterior mandato de gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios