Alzheimer planea hacer obras en su residencia para ampliar las plazas

  • Los trabajos que afectarán a una de las alas del centro de Camposoto permitirán contar con 15 camas nuevas · La presidenta de Afa Vitae espera que la actuación dé comienzo la próxima semana

Comentarios 2

Avanzar. Seguir desarrollando ideas. Para continuar dando el mejor servicio posible. Ése es el objetivo que la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer Afa Vitae persigue año tras año. Buscando nuevas ayudas, mayores apoyos, asistiendo a las familias y a los enfermos de manera cuidada e, incluso, intentando aumentar el número de personas a los que se presta ayuda. A todo eso responde el nuevo proyecto, pronto una realidad, que la entidad se ha marcado para este inicio de año: aumentar el número de plazas de residencia. De hecho, como desveló la presidenta de Afa Vitae, Mari Pepa Rodríguez Castañeda, el día de la presentación de un libro que desvela secretos y verdades sobre esta mujer, ya está listo todo para que comiencen las obras necesarias para contar con más camas.

"Esperemos que cuando pasen las fiestas, el día 9 o el 10 empiecen los trabajos en el centro", apuntó a este medio hace unos días. Esta actuación permitirá aumentar el número de plazas para los enfermos de alzheimer, hasta quince más. Actualmente, cuentas con 66 concertadas, ocho privadas. La intervención se concentrará, concretamente, en una de las alas del edificio de la calle Argentina, en Camposoto, que actualmente se utiliza en la unidad de estancia diurna. "Tenemos una lista de espera para personas que quieren que sus familiares entren en la residencia enorme, de 340 personas", expone Mari Pepa. Son enfermos que están en estancia diurna. "El 90% de ellos esperan una plaza", apunta la presidenta de esta entidad de ayuda mutua. También hay solicitudes de personas de fuera. E incluso la Junta de Andalucía manda gente, señala. Aunque ahora se ampliará para crear 15 plazas, en un futuro el centro se destinará íntegramente para residencia, de manera que con obras de acondicionamiento en el otro ala se puedan sumar nuevas camas.

Eso podrá hacerse cuando se construya la unidad de estancia diurna en un espacio exterior, en una parcela cercana a la residencia Dolores Castañeda. "Estamos en negociaciones con el Ayuntamiento, ya se han iniciado los trámites para que nos cedan unos terrenos y prácticamente queda que pase por pleno para su aprobación", comenta la responsable de la asociación. Esa nueva construcción hará posible la ampliación de las plazas de estancia diurna, que actualmente son de 120. Pero además Mari Pepa Rodríguez pretende que sirva para albergar un centro de investigación de la enfermedad. "Es un proyecto en el que llevamos años trabajando. Es necesario para avanzar en el cuidado de los pacientes", explica acerca de esta apuesta por el futuro. Para ello pretenden entrar en una próxima convocatoria del Ministerio de Trabajo para conseguir financiar el proyecto. "A ver si entramos", dice esperanzada.

Por el momento, Afa Vitae afrontará las obras de reforma del centro con un préstamo concedido por Cajasol. "Nos lo han dado por la gestión que realizamos", defiende Rodríguez Castañeda, que durante la presentación del libro que uno de los trabajadores ha escrito sobre ella, recordó que pagan religiosamente a los empleados, que suman más de 120 personas, y que ya habían abonada la paga de Navidad hace un por de semana. "Ya en su momento se creó esta residencia gracias a un préstamo de 3 millones que seguimos afrontando", dejó claro la presidenta de Afa Vitae, que espera la implicación de las administraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios