Alumnos del centro María Zambrano presentan un plan de empresa local

  • Los participantes en un taller de cultura emprendedora plantean una entidad ficticia de ocio activo

Actimarcha es una nueva empresa de ocio activo dedicada a gestionar la organización de eventos y actividades. Aunque ficticia, los participantes en este proyecto vienen trabajando duro desde hace meses en su puesta en marcha. Son un grupo de alumnos del centro de Educación Permanente para Adultos María Zambrano y la iniciativa empresarial, una actividad desarrollada en el marco del plan de cultura emprendedora Creando empresa, de la Junta de Andalucía.

Quizás esta entidad nunca llegue a materializarse en la realidad pero la quincena de estudiantes que participan en este proyecto ha aprendido mucho acerca de los pasos que hay que dar para constituir una empresa auténtica. Trámites administrativos, planes de empresa y solicitud de subvenciones son asuntos a los que se han enfrentado como si de crear una empresa verdadera se tratase. Ahora, con mayor información en las manos, quizás alguno de ellos se decida a dar el paso y convertirse en un emprendedor en el mundo real.

Ayer tarde, en la Casa de la Cultura, los alumnos que participan en este taller expusieron a los demás estudiantes del centro en qué consiste la idea de abrir una empresa de ocio activo. Y, a fin de mostrar algunos resultados, ofrecieron a todos los asistentes un festival de actividades organizado íntegramente por Actimarcha.

El taller, que se prolongará hasta final de curso, continuará abordando todo lo que hay que saber para poner en marcha una empresa, en este caso de ocio. Pero la jornada de ayer fue la confirmación de que quien quiere, puede, y de que es posible crear una empresa nueva siempre y cuando existan muchas ganas de estudiar, de trabajar y de superarse a sí mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios