Los neumólogos avisan de la expansión de tuberculosis entre los inmigrantes

  • Neumosur considera "estrictamente necesario" que se "garantice" la atención sanitaria a la población extranjera irregular y aplaude la decisión tomada por el Ejecutivo andaluz.

Comentarios 12

Un comunicado de Neumosur, sociedad de neumólogos y cirujanos torácicos del sur de España, ha advertido de que la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles en algunas comunidades españolas "puede tener efectos muy indeseables" sobre el control de la tuberculosis en España.

Neumosur ha considerado "estrictamente necesario" para controlar esta enfermedad que se "garantice" la atención sanitaria de la población inmigrante irregular y ha aplaudido la decisión de Andalucía, que con unos 1.200 casos anuales de tuberculosis (una tasa de 14,8 casos por 100.000 habitantes) mantendrá la cobertura pública sanitaria a toda la población inmigrante. En opinión de esta sociedad científica, todas las comunidades autónomas "estarán más desprotegidas" frente a la tuberculosis si no se atiende a los inmigrantes irregulares, por lo que ha sostenido que "la solución óptima sería una marcha atrás por parte del Ejecutivo central en esta medida".

Neumosur ha recordado que cada año se detectan en España 8.056 nuevos casos de tuberculosis, según las estadísticas de 2010, que cifran la tasa de esta enfermedad en los 18 casos por 100.000 habitantes. España y Portugal son los países más afectados por tuberculosis de la Unión Europea, según los datos de esta asociación, a gran distancia de Alemania, Francia, Holanda o Reino Unido donde la tasa de prevalencia de esta patología es de 8,5 casos por 100.000 habitantes.

Según esta sociedad, la tuberculosis diagnosticada en la población inmigrante nunca tratada representa en algunas comunidades como Andalucía la tercera parte de todos los casos y en provincias como Almería, los casos de tuberculosis en población inmigrante superan ya a los casos de población autóctona. Además, muchos de los nuevos casos aparecen en los cinco primeros años de estancia de los inmigrantes, periodo en el que se ubican los irregulares, y este colectivo es portador "de las cepas de mayor resistencia a los tratamientos y la más difícil de controlar".

"Si un paciente está enfermo con una cepa multirresistente o extremadamente resistente, el riesgo de que la transmita antes de que detectemos esta situación es elevado, teniendo en cuenta además que en muchos casos corresponde a inmigrantes que viven en condiciones de hacinamiento", ha dicho Gregorio Soto, coordinador del Grupo de Infecciones Respiratorias y Tuberculosis de Neumosur y director de la Unidad de Neumología y Alergia del Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz).

más noticias de SALUD Ir a la sección Salud »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios