La misma afección, dos realidades

El albinismo es una condición genética que tal y como retrata los testimonios de este libro, suponen dos realidades distintas según se sea un afectado europeo o africano. Las diferencias estriban en diversos aspectos socioeconómicos y culturales. En el continente africano el albino está doblemente olvidado porque a la discapacidad se une la pobreza.

En este sentido, la persona africana tiene más difícil acceso a protectores solares, una necesidad de primera orden para mejorar su condición de vida diaria, y cuya carencia unida a la fuerte exposición solar les provoca continuas quemaduras en la piel. Del mismo modo, necesita de elementos como gafas de sol, ropa con filtros, gorros o ayudas ópticas para los problemas de baja visión. La discapacidad visual reduce las oportunidades de prosperar en un continente asediado por el adjetivo de tercer mundo, en muchos desaparece el sueño de estudiar en la escuela.

Pero además desde un punto de vista cultural ser albino en África es un duro camino. En países como Tanzania, son perseguidos y mutilados por ignorancia o superchería. Y en otros lugares, como Senegal, los albinos no son perseguidos pero, sin embargo, se les humilla, margina o ignora.

Charles es natural de Camerún, tiene 21 años y a los 17 años se trasladó a España. En la actualidad, estudia la carrera la Administración y Dirección de Empresas en Madrid. Su hermano Calvin, de 24 años, también es albino. "El rechazo por ser albino suele ser miedo a lo desconocido. La diferencia es lo primero que se ve", cuenta Charles cuyas grandes facciones de raza negra hacen un poético contraste con su piel clara y su pelo rizado rubio. Según Charles, en su ciudad natal Yaundé, sufría las burlas de sus compañeros de colegio pero no suele haber el rechazo extremista que hay en otros puntos del Camerún. "Según la creencia del lugar, pueden considerar al albino un hijo del diablo o un hijo de Dios", dice.

Aunque Charles no piensa volver a Camerún pues tiene una vida satisfactoria e integrada en España, a medio plazo desea hacer algo de ONG o voluntariado relacionado con albinos en África. "Sé que desde aquí o desde otro punto podré ayudar de una manera u otra. Es una motivación personal que me gustaría llevar a cabo", explica Charles.

Lucía Sampiña Rose Samb Editorial ALBA 79 páginas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios