Regreso al trabajo

Promesas saludables tras la vuelta de las vacaciones

  • El inicio del curso, como arranque de un nuevo ciclo, es una oportunidad excelente para instaurar nuevos hábitos alimentarios y cambios favorables en el estilo de vida.

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas recomienda recuperar la dieta mediterránea con la vuelta al trabajo, que se abandonaron en el verano con las tapas, cañas, comidas rápidas y cenas fuera de casa, para mejorar la salud física y mental, según han informado en un comunicado.

Así, recuerdan que la alimentación ha de ser variada, suficiente, planificada y equilibrada facilitando el mantenimiento de una composición corporal adecuada y saludable, y con ello un buen estado de salud tanto físico como mental.

La incorporación al mundo laboral supone una limitación de horarios, donde debemos introducir el hábito de llevar a cabo las 5 comidas al día, lo que permitirá "un reparto equilibrado de la energía a lo largo del día, retrasará la aparición de la ansiedad y la sensación de hambre, evitando el erróneo picoteo entre horas". Al respecto, advierte de que la ausencia de un desayuno completo al iniciar el día favorece "el decaimiento, el mal humor y la falta de concentración en las primeras horas laborales, reduciendo por tanto nuestro rendimiento en el trabajo".

Por contra, la dieta Mediterránea es "el perfecto ejemplo que debemos seguir para llevar a cabo una correcta alimentación" ya que a diario debemos consumir frutas, verduras, hortalizas, cereales, pasta, arroz, patata; incluyendo de tipo integral o con fibra. Semanalmente podemos consumir carnes magras, pescados blancos o azules, legumbres y huevos; priorizando siempre un consumo superior de pescado al de carnes, y no superando en ambos grupos más de cinco raciones a la semana.

Por su parte, los productos precocinados, las carnes grasas, los embutidos, las salsas, los refrescos, los snacks, el fast-food deben limitarse a un consumo ocasional. La preparación culinaria debe ser sencilla: plancha, horno, microondas o vapor; además de favorecer el uso de especias, para moderar el consumo de sal y también hay que hidratarse correctamente, no debemos de olvidar que el agua es la principal bebida y es necesaria para un adecuado rendimiento.

Asimismo, hay que introducir actividad física a diario ya que el ejercicio físico moderado y constante de al menos 45 minutos al día aportará mejoras para la salud como el mantenimiento del peso corporal, regulación de los niveles de glucosa y colesterol en sangre, así como la mejora de situaciones de estrés propias del trabajo. Al respecto, señala que el ejercicio físico "nos motivará aún más, si esta la realizamos en grupo o mediante actividades programadas".

De este modo, los especialistas en nutrición aconsejan "un retorno al mundo laboral con la incorporación de buenos hábitos alimentarios junto a la inclusión de la actividad física, mejorando así el estado de salud, pero además retrasando la aparición de las enfermedades degenerativas que se asocian a la edad y a los malos hábitos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios