PAISAJES ANDALUCES

El tesoro de Sorbas

  • El Karst de Yesos situado en la provincia de Almería es un espectacular paisaje semiárido que cuenta con más de 1.000 cavidades.Este singular enclave está protegido desde 1989 y cuenta con una flora y fauna adaptada al entorno

UN espacio transformado durante años por la naturaleza y conservado por el hombre. Un lugar donde las superficies cristalinas de sus paredes se reflejan en la luz de los cascos de los turistas. Una formación única, donde la flora y la fauna se han adaptado a lo tóxico que embellece el entorno, el yeso. Está localizado en la provincia de Almería y se denomina El Karst en Yesos de Sorbas. “Las jarillas y el narciso de Sorbas son especies únicas en la flora, la última está en peligro de extinción”, explica una de las monitoras de las rutas guiadas Lax Dixit.

Este paisaje semiárido cuenta con más de 1.000 cavidades excavadas en yeso y multitud de galerías repletas de estalactitas y estalagmitas. La formación en karst está formada gracias a la erosión que durante miles de años las aguas subterráneas y las lluvias provocan en las rocas. Este peculiar paraíso fue nombrado espacio protegido en 1989 y sólo es comparable a los que existen en Podolia (Ucrania) y Bolonia (Italia). Alberga el 15 por ciento de las cavidades mundiales con desarrollos por encima de los 500 metros y la tercera, cuarta y quinta cueva más profunda en yesos.

Durante más de 8 millones de años, la erosión y la desertización han sido los factores principales de un paisaje que se presenta como único e irrepetible por algunas de sus singularidades. De las cavernas conocidas habría que destacar cuatro: la Cueva del Agua, porque es la más grande; la Cueva de Covadura, de mayor profundidad; la del Yeso y la del Tesoro, por su gran belleza. Ésta última destaca porque los estratos de yeso están formados por cristales que pueden alcanzar más de dos metros de longitud. El paraje está atravesado por el río Aguas, que es un cauce seco con morfología de Rambla.

Desde 1993, se pueden disfrutar de las distintas rutas que un grupo de monitores especializados realizan durante todo el año. “Aproximadamente 20.000 personas de toda España y parte del extranjero visitan las cuevas de Sorbas”, especifica la monitora. Existen tres rutas para particulares y colectivos, y una especialmente enfocada a los centros de enseñanza. Cada una de las excursiones difiere en duración, dificultad y contenidos. “La ruta básica es sencilla. La pueden hacer niños de tres años y los más mayores. Para gente joven y ágil es recomendable la intermedia porque pueden ver otras formaciones distintas, bolas, anillos, corales de yeso… Mostrar una cueva en su forma natural”, señala Dixit.

Además de las distintas cavernas que hay por todo el entorno, el espacio cuenta con un centro de visitantes que tiene varias galerías con paneles interpretativos, una réplica de una cueva y una zona audiovisual con su sala de retro-proyección.

Es un Paraje Natural no muy conocido en España pero presenta rasgos únicos, irrepetibles e inimaginables. “La grandiosidad reside en ver la formación de estalactitas que crecen un centímetro cada 100 años. Además, se pueden apreciar los únicos túmulos de España”, detalla la monitora. “A los turistas lo que más le impresiona cuando visitan las cuevas son las estalactitas, el paisaje semiárido… Muchos de los que acuden se sorprenden porque piensan que la superficie al ser en yeso sería blanca pero es cristalina”, asegura Dixit. El efecto de la luz artificial sobre el cristal de roca y las caprichosas formas naturales de las cuevas producen una visión fantástica, casi irreal. Hay otro mundo en Sorbas.

Información y reservas en el teléfono 950364704. Los horarios de visitas no están establecidos, sino que se acuerdan con el grupo. Para los días 22 y 23 de marzo la Junta ha preparado una excursión por la cueva y la superficie dentro del programa ‘Andalucía en sus parques naturales’.

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios