Algunas recomendaciones

El día del examen: Dormir bien la noche anterior y no estudiar ni repasar las horas previas. Antes de salir de casa, comprobar si se lleva todo lo necesario: más de un bolígrafo, folios, documentación necesaria, calculadora... El transporte público y los comentarios sobre el examen con los compañeros antes del examen aumentan la ansiedad. Se recomienda llegar al centro con tiempo pero no entrar en el aula hasta unos minutos antes de la prueba.

El examen:  Leer bien las preguntas. Organizarse el tiempo. Utilizar los últimos diez minutos para corregirlo. Evitar la ‘paja’: mejor breve, claro y conciso que largo y confusos. Cuidado con las faltas de ortografía y la presentación. Evitar frases pobres y coloquiales. Terminar con un párrafo a modo de resumen y conclusión final.

Alimentación: Es importante respetar el horario de las comidas. No abusar de estimulantes como el café o la coca-cola, provoca ansiedad. El zumo de naranja, por su vitamina C, ayuda a mejorar la capacidad de recordar, al igual que los alimentos ricos en fósforo, como el pescado azul y el marisco, que ayudan a potenciar la memoria. También es bueno tomar frutos secos, como las avellanas, ya que combaten las lagunas mentales. Y el chocolate, rico en glucosa, da energía. “Pero cuando se estudia se estudia. No podemos levantarnos cada dos por tres. Tener hambre mientras estudias, si has comido bien, es un síntoma de ansiedad”, asegura José Martín. Y muy importante, beber agua antes de un examen aumenta la concentración.

Técnicas de relajación: Hay que evitar situaciones que provoquen ansiedad, como los minutos de espera antes de un examen delante del aula. Durante el estudio, ante un bloqueo mental es bueno, sentado, extender las piernas en suspenso, cruzarlas y pegar los tobillo. Luego, cruzar las manos y llevarlas hacia el pecho. Respirar suavemente y aguantar así unos minutos. Otra técnica es echar la cabeza hacia atrás, colocarse en una postura cómoda y pensar en lugares que inspiren tranquilidad. Si el estudiante no se recupera, es útil dejar la actividad, hacer un poco de ejercicio como correr o pasear, incluso meterse en la ducha y relajarse.

Elementos claves: Los expertos rechazan los reforzadores artificiales como las pastillas. No estudiar sólo los días previos. Tener paciencia. Los folios de color crema o el papel reciclado tienen un efecto antirreflectante y relaja la vista, del mismo modo que es mejor coger los apuntes y estudiar con bolígrafo negro, ya que el azul relaja y provoca sueño. No usar en exceso rotuladores fluorescentes para subrayar.

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios