La carta

Plata para un tinto crianza

Albodoly es una bodega familiar que ha querido heredar la tradición vitivinícola del pueblo almeriense en el que se sitúa. En la actualidad, produce vinos que le dieron una reconocida fama en el pasado, además de haber ido incorporando variedades de uva que han demostrado una extraordinaria adaptación a las condiciones climáticas de esta tierra.

Una de las claves del éxito, según su enóloga Cristina Calvache, es el uso de viticultura totalmente natural. Tanta dedicación se ha visto recompensada con numerosos reconocimientos internacionales, algunos tan importantes como el de  L’Union des Enologues de France, celebrado en París a finales del mes de febrero. El Colección Cristina Calvache Shiraz 2005 obtuvo una meritoria medalla de plata. Se trata de un vino de una crianza de 12 meses en barrica de roble francés y otro año de reposo en botella. Tiene un color vivo, cerezo con tonos violáceos muy cubierto, con una nariz intensa, donde destaca los aromas a frutos rojos con fondos de torrefactos, cafés, ahumados, cuero y especies. En boca resulta potente, vigoroso, con mucho cuerpo y persistencia. En definitiva, un gran vino que, sin duda, mejorará en botella con el tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios