Consejos para el día del examen

No enunciar el tema sin más · No se debe dar prioridad a no olvidar nada, sino más bien a hacer una exposición clara y muy ordenada. 

Introducción e índice · Para ayudar a esta exposición clara, es bueno desarrollar una introducción y un índice de contenidos del tema.

Unidad · El texto debe de ser un discurso unitario. El párrafo es la unidad fundamental. Han de estar ordenados, no pueden ser largos y no es conveniente repetir la misma idea en distintos párrafos. Deben usarse elementos lingüisticos que conecten cada uno de los párrafos.

Ensayar, ensayar y ensayar · Lo fundamental es leer el discurso una y otra vez en voz alta hasta familiarizarse con él; recrear en todo lo posible las condiciones en las que se desarrollará la prueba; practicar con la voz, los gestos, los movimientos, etcétera.

El día de la exposición · Debe de ser un día relajado. La jornada de la intervención no hay que ensayar.Como mucho, hay que echar un vistazo al guión. Es conveniente comer varias horas antes, algo ligero, no pesado. No se debe abusar del café ni del alcohol, ni tampoco tomar pastillas tranquilizantes. Si la intervención es en un lugar diferente del de residencia, hay que dormir en donde sea la prueba y no desplazarse por la mañana.

‘La encerrona’ · Es el tiempo, una hora en el que, antes de la exposición oral, el opositor está a solas en una habitación. En ese momento, lo fundamental es repasar la unidad, preparar el material (diapositivas, fotocopias) y saber qué se va a poner exactamente en la pizarra.

La prueba oral· Es fundamental transmitir los datos esenciales y no agobiar con datos estadísticos. Hay que visualizar lo que exponemos y para eso, mientras más detalles se den del centro objeto de la unidad didáctica mejor.Como afirma David de la Fuente, el que obtiene la plaza no es el que sabe más sino el que mejor sabe venderse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios