Dos vuelos perdidos en tres días

  • Las rutas suprimidas desde Madrid y Barcelona a Jerez sumaron más de 75.000 pasajeros entre abril y diciembre · La sobreoferta y la guerra de precios complica el mercado de las empresas de bajo coste

Comentarios 6

Las cancelaciones de rutas nacionales confirmadas por Clickair y Vueling han amargado la preparación de la temporada de 2008 en el aeropuerto de Jerez, que ha perdido en una semana gran parte de los avances en oferta de vuelos domésticos que consiguió el año pasado. Antes de que se haga oficial el nuevo programa de vuelos, en abril, la terminal se queda sin uno de sus tres enlaces a Madrid-Barajas, el operado por Vueling -que acabará el 29 de marzo-, y sin otro de los tres disponibles a Barcelona-El Prat, el de Clickair, que dejó de funcionar el viernes. Los dos enlaces, de difícil recuperación, sumaron más de 75.000 pasajeros desde su puesta en marcha a mediados de 2007. En todo el año, el aeropuerto registró 225.000 nuevos usuarios, según las estadísticas de Aena.

Tras la retirada de vuelos, ambas empresas han argumentado que estas rutas gaditanas no son rentables y que no hay expectativas de que lo vayan a ser en los próximos meses. Es un recordatorio de que el aeropuerto de Jerez, pese a su constante crecimiento (superior al 15 por ciento interanual en 2007), tiene todavía un tráfico modesto y una demanda moderada, en una provincia en la que existen pocos usuarios de avión. Basta compararla con las vecinas Málaga y Sevilla.

El recorte de vuelos que afecta a Jerez, pese a todo, no es exclusivo del aeropuerto, y se produce en un momento en el que tanto Clickair como Vueling se concentran en superar sus números rojos en un mercado difícil para las compañías de bajo coste: la oferta de asientos se ha disparado; la ocupación media de los aviones se reduce; las tarifas bajan para hacer frente a guerras de precios que se repiten periódicamente, y, todo, aderezado con la escalada del precio del petróleo.

Antonio Arcas, profesor de Estructuras Turísticas de la Universidad de Cádiz, advierte una situación de "sobreoferta de plazas y una espiral de precios a la baja que provoca que algunas compañías hayan echado el freno anulando rutas recientes, no consolidadas y lejos de la rentabilidad".

La caída del enlace Jerez-El Prat programado por Clickair significa también el abandono de esta ruta por parte de Iberia, que la cedió a su filial de bajo coste en agosto del año pasado. Fuentes de Iberia recalcaron entonces: "No abandonamos la conexión, sino que la cubrimos con otra aerolínea". Ahora Clickair sacrifica los vuelos a Jerez en un plan de repliegue en El Prat, e Iberia descarta recuperar el enlace porque también era deficitario cuando formaba parte de su programación, según aclararon el miércoles desde la compañía.

Desde el 1 de febrero, los enlaces entre Jerez y Barcelona están en manos de las compañías Spanair y Vueling. La última ha protagonizado el principal contratiempo del arranque del año en el panorama gaditano de transportes. Suspendió en enero sus vuelos desde París, un mes después de estrenarlos, y confirmó el miércoles que en abril cancelará la ruta que une Madrid y Jerez para desviar aviones a las Islas Canarias. Alfons Claver, responsable de Relaciones Públicas de Vueling, explicó que "mantener un mapa de rutas sin resultados no es beneficioso ni para la empresa, ni para el aeropuerto, ni para el destino".

En la conexión con Barajas, que acapara más de un tercio del tráfico de Jerez, la terminal mantiene la ofertas múltiples de Spanair e Iberia, a las que se encomienda el presidente de la asociación provincial de hoteleros, Antonio Real. "Las dos cancelaciones son propias de una situación coyuntural del mercado, y tengo confianza en que no habrá problemas para superarlas", insistió Real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios