Unos 7.000 viajeros se quedan sin autobús en el primer paro de Comes

  • La inmensa mayoría de los trabajadores secunda el arranque de 9 días de protesta por el bloqueo de la negociación colectiva · La compañía cifra en 14.000 euros las pérdidas en cuatro horas punta

Día negro el de ayer para quienes habitualmente van y vienen de su casa al trabajo o al hospital a bordo de los autobuses de Transportes Generales Comes. Unas 7.000 personas que debieron desplazarse entre las siete y las nueve de la mañana y entre las dos y las cuatro de la tarde se quedaron en tierra o tuvieron que encontrar un medio de transporte alternativo durante la primera jornada de paros parciales de las nueve convocadas hasta el próximo 31 de diciembre. Es una estimación de la dirección de la compañía, que cifra en 14.000 euros, la cantidad que dejó de recaudar.

Miembros del comité intercentros hicieron una valoración algo más reducida de la repercusión de las dos primeras interrupciones del servicio y calcularon que afectaron a entre 5.000 y 6.000 personas. Convocó la Confederación General del Trabajo (CGT), el sindicato que desde el pasado verano ostenta la mayoría en el máximo órgano de representación de una plantilla de unos 230 trabajadores. Donde peor se vivieron las horas punta de la mañana sin autobuses fue en el Campo de Gibraltar, una comarca en la que, a diferencia de la Bahía de Cádiz, no existe alternativa de transporte público. Los paros también se dejaron sentir en los servicios de Sevilla y Málaga.

El motivo de la cadena de protestas es un clásico que se repone casi indefectiblemente cada tres o cuatro años: el bloqueo de las negociaciones del convenio colectivo, que arrancaron hace diez meses. Día negro, por tanto, también para los portavoces de los trabajadores y de la compañía, que la jornada anterior no consiguieron cerrar ni un solo acuerdo durante una sesión maratoniana de negociación, según reconocieron a este periódico ambas partes.

El principal caballo de batalla de este remake que tiene visos de prolongarse es otro clásico en este conflicto: la regulación de la jornada laboral. El comité asegura que a veces se prolonga hasta doce horas, con el consiguiente riesgo para la seguridad de los viajeros. La empresa lo niega porque sólo contabiliza las horas de conducción, pero no las que están entre fracción y fracción de jornada. A esto se añade la demanda de varios pluses que los trabajadores consideran "justos" y que la compañía considera "inasumibles" porque representan "un incremento de un 15 por ciento de los costes salariales", según dijo el director general, Julio Álvarez, "en el marco de un sector sumido en una profunda crisis, muy intervenido por la Administración, de la que no recibe suficiente apoyo". El comité de empresa no lo ve así . Recientemente presentó un informe financiero que demuestra, según sus miembros, que "bastaría subir cinco céntimos el billete" para sufragar sus reivindicaciones.

La única buena noticia de la jornada fue que no hubo que lamentar ningún acto vandálico. Un portavoz sindical explicó que el comité intercentros ha condenado, a través de un escrito a la compañía, la rotura de las lunas de tres autobuses el pasado 28 de noviembre, unos hechos que la dirección de la empresa coloca "en el contexto del conflicto laboral" y cuya "erradicación y control" exige a la representación de los trabajadores. Según esta última fuente, dos de ellos circulaban con pasajeros.

Los próximos paros están convocados para el próximo domingo 9 de diciembre, entre las seis y las nueve de la mañana y las seis y las nueve de la noche. Durante el primero, los trabajadores temen "lo peor", por coincidir con la recogida de la movida. El lunes 10 volverán los cortes entre las seis y las nueve de la mañana y las seis y las nueve de la noche. Habrá más interrupciones los días 14, 17, 21, 14, 28 y 31.

Pese a que no ha habido ningún acercamiento, ambas partes dijeron de sí mismas tener "voluntad negociadora", pero se la negaron a la otra. Ninguna descartó la posibilidad de una huelga. La de 2004 se prolongó durante 17 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios