Un grupo de vecinos de Vejer se ve sitiado por el "ruido municipal"

  • Los afectados se constituyen en plataforma ciudadana y denuncian el caso ante el Defensor del Pueblo Andaluz, la Fiscalía y la Consejería de Medio Ambiente

Comentarios 7

Cientos de miles de sevillanos, madrileños y barceloneses emprenden todos los fines de semana la huida a alguna pequeña población costera para descansar del estrés, la contaminación y el ruido. Después de un año residiendo en Vejer, O. A. hace el camino contrario y se vuelve a Madrid. Para poder dormir, dice. Asegura que hasta finales de septiembre le quedan casi cien días sin pegar ojo antes de que den las cinco o las seis de la mañana. Y sostiene que en la misma situación se encuentran los residentes de las alrededor de 300 viviendas de la zona norte de Vejer, que comprende Los Remedios, Los Molinos, Cruz de Conil, Cañada de San Lázaro y La Corredera.

Lo peor, según este vecino "insomne", es que "la mayor parte de las fuentes de ruido provienen del Ayuntamiento de Vejer, bien por acción directa o bien por una mezcla de acción-inacción". Se refiere a la "carpa-discoteca municipal" instalada muy cerca de las viviendas, "que en los últimos años ha estado emitiendo música a un volumen altísimo durante 16 horas diarias, hasta las seis y media de la mañana, desde finales de junio a finales de septiembre". Pero también a otras fuentes de ruido como el botellón, "permitido y legalizado en la zona de Los Remedios, tras su prohibición en El Palmar"; los conciertos, "que se suceden entre julio y agosto"; y las atracciones de feria y la "música dispersa", que acompañan a las fiestas durante agosto.

Los vecinos afectados consideran que estas cinco fuentes de contaminación acústica han convertido la zona en "un espacio de impunidad para el delito acústico, donde el propio Ayuntamiento contraviene la legislación andaluza en esa materia". En estos términos han denunciado el caso ante la Delegación de la Consejería de Medio Ambiente en Cádiz, la Fiscalía de Medio Ambiente y el Defensor del Pueblo Andaluz, ante el que han pedido amparo.

Recientemente, los "residentes insomnes" se han constituido en la plataforma ciudadana 'Vejer contra el ruido', que ha puesto en marcha la campaña Sólo queremos poder dormir. ¿Es tan difícil de entender para el Ayuntamiento? bajo las siglas de la Asociación de Ciudadanos de Vejer de la Frontera (ACVF).

La semana pasada, algunos asistieron a un foro municipal organizado para escuchar a las partes en conflicto y encontrar "una solución que satisfaga tanto el derecho al descanso como el derecho a la diversión", según explicó el alcalde, Antonio Jesús Verdú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios