Un vecino de Jerez sufre un infarto tras un robo en su chalé de madrugada

  • La víctima se despertó y se encontró con dos ladrones que habían entrado en la casa, a los que entregó unos mil euros

Comentarios 8

Un vecino de Jerez se encuentra ingresado en grave estado de salud en la UCI del hospital de esa ciudad después de sufrir un infarto a consecuencia del susto que tuvo la madrugada de ayer en su propio domicilio. Dos individuos lograron entrar en su casa, un chalé de la zona residencial de Montealto, para desvalijarlo. El hombre, que dormía con su esposa, se despertó por los ruidos que hicieron y descubrió a los dos ladrones al pie de la cama (o por lo menos fue ese número los que entraron en la casa después de saltar una valla y forzar alguna ventana) dentro, indicaron círculos allegados a la familia afectada.

El hombre intentó tranquilizarlos, les dijo que "no me hagáis daño, por favor", señalan esos círculos, y les aseveró que guardaba sólo una pequeña cantidad de dinero en el domicilio, además de ofrecerles las llaves de su vehículo. Apenas 1.000 euros, confirmaron fuentes de la comisaría. Los ladrones, extranjeros probablemente, a tenor de algunos de los datos proporcionados a la Policía Nacional, sustrajeron algunos objetos también y huyeron sin causar daños personales.

Sin embargo, el morador de la vivienda asaltada sufrió un infarto posteriormente. Padece del corazón. El caso no ha sido denunciado formalmente al cierre de esta edición por lo que se conocen datos sueltos.

El hombre fue auxiliado posteriormente y trasladado al hospital. Otro intento de robo en una vivienda se registró la madrugada de ayer en la colonia de los Llanos de Caulina, indicaron fuentes del servicio de emergencias 112, pero no parece guardar relación con el caso de Montealto.

Hace apenas tres semanas, también durante un fin de semana, otro chalé, situado en Guadabajaque, sufrió otro robo cuando sus moradores descansaban. Estas personas no llegaron ni a enterarse del allanamiento, que se saldó con el robo de electrodomésticos de alta gama, y de la sustracción posterior de su vehículo, un Ranger Rover recuperado por la Guardia Civil horas después.

Las mismas fuentes policiales han reconocido que Jerez y El Puerto sufren desde hace semanas una nueva oleada de robos, nocturnos habitualmente, que se producen en chalés y viviendas unifamiliares.

No obstante, estos robos se están sucediendo con menor repetición que los ocurridos hace dos años aproximadamente, cuando se registraron hasta diez en Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios