La urbanización del polígono de Miralrío empezará este año

  • El Ayuntamiento chiclanero asegura que las obras se llevarán a cabo tras la desafectación de una vía pecuaria por parte de la Consejería de Medio Ambiente

Las obras de urbanización del polígono industrial chiclanero de Miralrío parecen que se acercan al anunciar ayer la delegada municipal de Urbanismo, Cándida Verdier, que se ha superado el principal escollo para afrontar los trabajos este mismo año.

En este sentido, la concejala manifestó que los trabajos para levantar el quinto polígono de la ciudad se iniciarán a lo largo de 2009, una vez resueltas las dificultades que para ponerlas en marcha había generado la existencia de una vía pecuaria, el cordel Dehesa de la Boyada, que cuenta con una extensión de casi 14.000 metros cuadrados.

Con ello, Verdier dijo que el Ayuntamiento y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han llegado al acuerdo de desafectar la vía pecuaria para que el proyecto se pudiera poner en marcha. Añadió que tras el estudio técnico por parte de la Junta, la Administración andaluza ha dado ahora el visto bueno para un trazado alternativo en otro punto del término, un nuevo itinerario que no fue precisado ayer por la delegada de Urbanismo.

Cándida Verdier destacó que los proyectos de reparcelación y urbanización del futuro polígono se encuentran actualmente en elaboración por parte de la EPSA (Empresa Pública de Suelo de Andalucía); la edil apuntó que en un plazo de entre tres y seis meses podrían tener el visto bueno por parte del Ayuntamiento. A partir de ese momento se licitarán y adjudicarán unas obras "que posiblemente den comienzo en el presente año".

La responsable del área municipal de Urbanismo subrayó que con la desafectación de la reseñada vía pecuaria se consigue dar respuesta a muchos empresarios de la localidad, e incluso de la Bahía gaditana, interesados por la construcción de Miralrío.

Dicha demanda de los empresarios y otros sectores de la ciudad a favor de un nuevo suelo industrial se remonta a muchos años atrás acompañada de sinsabores, sin que se lograra avanzar en el objetivo de desbloquear este asunto de una vez por todas.

El inicio de la construcción del polígono se ha anunciado en varias ocasiones, perdiéndose en el tiempo la promesa con respecto a esta iniciativa, que ha generado la desconfianza de los sectores económicos de la ciudad.

Verdier recalcó que la vía pecuaria cordel Dehesa de la Boyada era hasta hace poco el principal freno para dar salida al proceso de urbanización de Miralrío, por lo que mostró su plena confianza en que de este año no se frustren las expectativas deseadas, tanto por parte del Ayuntamiento como de los empresarios.

El futuro polígono de Miralrío dispone de un terrenos de casi 400.000 metros cuadrados y se sitúa junto a la autovía A-48. Verdier adelantó que se mantendrá la reparcelación y distribución que se proyectó en su día, mientras que los criterios de adjudicación pueden que incluyan otras alternativas "porque los tiempos han cambiado como consecuencia de la crisis económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios