CHICLANA

El tranvía cumple ahora un año sin ver pasar tren alguno por la vía

  • Tras la única prueba, en abril de 2017, el equipamiento sigue aún a la espera de que den comienzo los ensayos definitivos

Las unidades tranviarias permanecen en las cocheras de Pelagatos, a la espera de que se retomen las pruebas. Las unidades tranviarias permanecen en las cocheras de Pelagatos, a la espera de que se retomen las pruebas.

Las unidades tranviarias permanecen en las cocheras de Pelagatos, a la espera de que se retomen las pruebas. / Sonia ramos

Un año después de que se llevaran a cabo las primeras y únicas pruebas hasta el momento del tren tranvía por el tramo urbano de la ciudad, que dieron comienzo el 20 de abril de 2017, las vías de esta parte del recorrido del nuevo medio de transporte siguen a la espera de ser objeto de nuevos ensayos, 12 meses en los que apenas se han acometido medidas algunas en las mismas más allá de arreglos o reparaciones puntuales.

Y es que, fue hace ahora justo un año cuando la ciudad pudo ver por vez primera circular un tren por su casco histórico, un hecho que sirvió para que muchos empezaran a hacerse una idea de cómo será la convivencia con este nuevo sistema de transporte en la localidad, si bien la ausencia total de actividad en este periodo desde entonces ha hecho que aquello quede ya como un vago recuerdo y se ponga en duda si este importante servicio que ha contado con una gran inversión y ha supuesto un cambio radical en la fisonomía de la zona por la que circulará en Chiclana llegará, de forma más o menos cercana en el tiempo, a ser una realidad para los chiclaneros.

Nada se sabe de la adjudicación de la obra del apeadero, cuatro meses después de salir a concurso

En este sentido, cabe recordar que han sido ya innumerables los plazos dados por los responsables de la iniciativa y que en la mayoría de los casos, por unos u otros motivos, no se han podido cumplir, algo que genera el escepticismo por encima de todo cuando de la puesta en marcha del tranvía se habla.

Asimismo, este largo periodo de tiempo sin que se hayan puesto en marcha de nuevo las pruebas ni se hayan acometido actuaciones relacionadas está provocando también diferentes desperfectos y daños en algunos de los elementos que componen el plataforma tranviaria a su paso por la ciudad, así como la incertidumbre en la circulación rodada y a pie que se desarrolla en torno a ella, debido a las indicaciones y señales que se mantienen vigentes pese a la ausencia total de actividad tranviaria.

No obstante, cabe recordar que los últimos plazos ofrecidos por diferentes responsables de la Junta de Andalucía a este respecto sitúan el comienzo de las próximas pruebas en torno al mes de mayo, unos ensayos que deberían servir para sentar las bases de lo que será la circulación del tranvía entre Chiclana y San Fernando, tramo que tendría que entrar en funcionamiento de forma definitiva a lo largo del presente año según también las últimas previsiones realizadas por representantes de la Administración andaluza.

Por otra parte, cabe recordar también que otro de los proyectos vinculados a la iniciativa del tranvía, el del apeadero de autobuses proyectado en la calle Paciano del Barco, sigue sin ser adjudicado para el inicio de las obras cuatro meses después, un proyecto que salió a licitación en diciembre de 2017 y que al cierre del plazo de presentación de ofertas contaba con dos empresas interesadas, en enero de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios