El temporal de Levante no deja salir a la flota tras la parada biológica

  • Tres embarcaciones serán desguazadas y dejarán de acudir a Marruecos

A las doce de la pasada media noche culminaba la parada biológica para la flota de Cerco que faena en el caladero del Golfo de Cádiz a donde tenían previsto regresar 29 de los 32 barcos que están censados en Barbate, una flota que acordaba ayer posponer ese regreso a la media noche del próximo domingo 17 de febrero dado el temporal de viento que azota la provincia de Cádiz.

Tras tres meses amarrados a puerto, los empresarios pesqueros se enfrentan a unos gastos elevados para los víveres, el hielo y sobre todo el gasoil que ha subido varios céntimos en las últimas semanas elevando a 59 céntimos cada litro de combustible, un precio que se considera que está por las nubes por algunos de los patrones barbateños como Antonio Vega que preparaban ayer el pesquero Siempre Virgen de Regla.

Esta parada biológica de tres meses ha servido para regenerar un caladero sobre el que tienen puestas sus esperanzas muchas flotas, aunque después de llegar las capturas a las lonjas se pueden enfrentar en precio a un mercado copado por productos llegados de otros países como Italia.

Esta parada también ha servido para que los cerqueros Los Perales, María Ruiz y Carmen Oliva pasen a varaderos para ser desguazados y dejen de acudir al caladero de Marruecos el próximo 1 de abril, al estar dicho caladero alauita en parada biológica hasta finales del mes de marzo.

El sector pesquero barbateño espera que este periodo de mes y medio que aún queda por delante sea empleado por los responsables políticos para celebrar una reunión de la Comisión Mixta que trate sobre el empleo de las luces hasta el sur del caladero marroquí y que se establezcan descuentos fiscales en la adquisición del combustible.

La elección de estos primeros meses del año estaba basada en la propia experiencia de los pescadores barbateños quienes aseguraron en su momento que "son los meses en los que más inmaduros existen en el caladero", algo que también fue demostrado en los informes elaborados por el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Desde la cofradía de pescadores barbateña, al inicio de esta parada, destacaron que dicha pausa coincidiese en el tiempo con la que establecen las autoridades marroquíes "lo que evita que parte de la flota se quedase descolgada si hubiese sido en el mes noviembre", algo que afectaría a los 20 barcos que poseen licencia en el caldero marroquí. Durante estos meses los pescadores han podido cobrar una subvención de 36 euros por día de paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios