La serpiente pitón perdida en Castilnovo aún no ha sido localizada

  • El dispositivo de búsqueda no logró encontrar al animal que lleva cinco días sin aparecer

La serpiente pitón real extraviada por su propietaria en la playa de Castilnovo, en Conil, el pasado miércoles por la mañana, continúa sin ser localizada, según informaron ayer fuentes de la Policía Local de Conil y de la Guardia Civil. El animal mide 1,20 metros de largo y es inofensivo.

La propietaria del reptil lo llevó consigo a la playa el miércoles y lo perdió en un descuido. Alrededor de las nueve y media de la noche se personó en el cuartel de la Guardia Civil para formular la denuncia. Presentó la factura de compra del animal, que había adquirido como mascota en una tienda chiclanera de forma totalmente legal. Asimismo, cada municipio regula la prohibición o no de la asistencia de animales en sus playas.

Según la denunciante, la pitón real no es agresiva ni peligrosa, aunque podría dar un buen susto a la persona que se cruce con este animal que hoy domingo cumple cinco días sin ser localizado.

El dispositivo de búsqueda del reptil no obtuvo el éxito deseado en la batida que ayer realizaron por la zona, donde la mujer dijo que vio por última vez a la pitón.

Esta serpiente se alimenta de ratones y parece ser que tras varios días perdida ha encontrado un escondrijo donde se ha refugiado. La desaparición de la pitón el pasado miércoles en la playa de Castilnovo, sobre las siete y nueve de la mañana, mantiene en vilo a los bañistas que frecuenta esa franja del litoral, pero hasta ahora no ha habido ninguna alerta de su presencia ante la Policía o la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios