La sanidad animal europea empieza por la provincia

  • La Junta reclama más fondos comunitarios por el "alto riesgo de contagio de enfermedades de África"

El riesgo de contagio de infecciones animales procedentes de África es alto, motivo por el que la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Ortiz, insistió en reclamar más fondos comunitarios para los programas de sanidad animal que se desarrollan en Andalucía.

Andalucía es "la primera frontera de Europa", explicó Ortiz durante la apertura del I Simposio de Sanidad Animal organizado por Asaja-Cádiz en su sede del parque tecnológico de Jerez, foro en el que aludió al "mayor esfuerzo" que realizan los ganaderos andaluces para la prevención y control de estas amenazas y del que "se benefician todos los socios europeos".

La titular andaluza de Agricultura recordó que la petición de recursos económicos ya se ha trasladado en varias ocasiones al Gobierno central y a las autoridades europeas, al tiempo que destacó que la sanidad animal es "una prioridad" por su papel en el buen funcionamiento de una actividad con "gran importancia económica" en el medio rural andaluz, porque "crea riqueza en equilibrio con el entorno natural y genera empleo en nuestros pueblos".

El presidente de Asaja-Cádiz, Manuel Vázquez, puso de manifiesto durante su intervención "la importante labor que realizan las administraciones", extremo en el que incidió la consejera al remarcar que desde Andalucía se desarrollan "potentes programas de vigilancia y control de determinadas enfermedades, para detectarlas y actuar cuanto antes".

A modo de ejemplo del "éxito" de estas actuaciones, Ortiz aludió a la vacunación frente a la lengua azul, que "está permitiendo tener la enfermedad controlada en un entorno de alto riesgo, gracias al esfuerzo de los ganaderos y las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera".

Según Ortiz, "la cabaña ganadera andaluza cuenta, en general, con buena situación sanitaria", si bien es cierto que el sector tiene por delante "importantes retos" en el ámbito de la sanidad animal, entre los que se encuentra la reducción de la prevalencia de la tuberculosis bovina.

La consejera explicó que la intensificación de los controles y la mejora de la sensibilidad de los medios de diagnóstico han hecho aflorar la situación real de la dolencia, y eso "nos sitúa en el buen camino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios