La salud preocupa en el Río

  • Los vecinos del Río San Pedro están tan inquietos por los casos de neumonía como por los posibles perjuicios de las líneas de alta tensión

Comentarios 1

Vivir en la barriada puertorrealeña del Río San Pedro ya no resulta tan atractivo como cuando hace más de treinta años se empezaron a construir las primeras promociones. Ahora no se mira al entorno natural y vivir entre el pinar y la mar no es un reclamo porque las miradas están puestas hacia otro lado: a los polígonos industriales donde están situadas grandes empresas, y por encima de sus cabezas, por donde pasan cables de alta tensión que tienen al vecindario en vilo.

Además, los vecinos han conocido que los casos de neumonía en el barrio han llegado a triplicar en algún caso a la media provincial, según confirmó oficialmente la propia Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, en una respuesta a una pregunta planteada por el Partido Popular en la cámara andaluza. Los datos no han pasado desapercibidos en la barrida, donde dicen vivir con temor. Es cierto que la información no ha llegado a todo el vecindario por igual. Ayer mismo, muchos de los residentes desconocían la noticia pero la gran mayoría mostraba su preocupación porque, no solo estaban al tanto sino que también la vivían de cerca. "Has dado en el clavo", respondía María Pilar del Río, vecina del barrio, cuando preguntamos por el tema. "El mes pasado tuve a mi hija de dos años ingresada ocho días a causa de una neumonía, después de haber venido hasta en siete ocasiones al centro de Salud. Además, no ha sido la única niña de su guardería que ha pasado por ella porque se han detectado más casos", afirma. Otra vecina, Catalina de Cossio se une a la conversación y aporta más datos: "No solo niños, yo escucho muchos casos de gente mayor. Yo misma la pasé hace años y ahora me han diagnosticado una gran bronquitis y he tenido que venir al Centro de Salud a ponerme oxígeno. Yo no estoy tranquila porque no sé si es el ambiente que nos rodea o el frío, pero creo que alguien debería salir a dar explicaciones porque los mensajes que hasta ahora nos lanzan no nos tranquilizan porque no nos parecen fiables", añade.

A las mismas puertas del Centro de Salud, otro vecino dice tener mucha incertidumbre porque "los datos que ofrecen, de ser ciertos, son preocupantes". El hombre, que prefería mantener el anonimato, explica que durante algún tiempo ha sido trabajador del muelle de La Cabezuela, que se ha señalado como uno de los posibles causantes de los casos de neumonía debido a la descarga de graneles, y "yo nunca he tenido problemas respiratorios, aunque es cierto que en el Río sí he oído muchos. De hecho, hace poco más de una semana tuve que dar el pésame a la familia de un vecino que ha muerto por neumonía y que, me temo, ha sido una de las personas que han engrosado la lista".

Sin embargo, hay otro dato objetivo en el barrio que cuestiona lo que dicen los vecinos. En la farmacia del Río, dicen haberse quedado muy sorprendido por la noticia de los indices de neumonía porque "nosotros no dispensamos más tratamientos de los habituales. No hemos notado ningún cambio en los últimos años y los casos, al menos los que llegan a nosotros a través de las recetas, son los normales", apuntan. Sin embargo, sí que ven preocupante el alto numero de personas que se tratan frente al cáncer. "Eso si nos llama la atención y preocupa, porque hay mucha gente con tumores en la barriada, en muchos casos de pulmón".

Eso mismo apunta un grupo de vecinas en pleno centro del barrio. "Neumonías sí las hay, pero lo que no es normal es la cantidad de gente que muere en este barrio a causa del cáncer. Mi hermano fue uno de los primeros que falleció de leucemia y en mi bloque hay muchos casos. Eso es de toda la vida en el Río y estamos convencidos de que es a causa de los cables de alta tensión porque han venido expertos a medir y nos han dicho que vivimos en medio de una bomba", explica una vecina.

Y es que, aunque es cierto que los casos de neumonía preocupan, quizás haya mayor preocupación por la posible peligrosidad de convivir bajo los cables de alta tensión. Son más visibles y cada día pasean bajo ellos entre altas torres eléctricas y cables que en muchos casos están situadas a poco metros de sus ventanas.

Treinta años llevan los vecinos, a través de diferente movimientos que han ido surgiendo en estas tres décadas, luchando para lograr soterrar o desviar estas líneas. Pero, por el momento, ninguna administración ha visto riesgo en ellas. Hace un año, la Junta constituyó una comisión junto a todas las administraciones competentes, Endesa y la plataforma de vecinos del Río, para analizar las posibles afecciones para la salud. Solo unos meses después, tras tres reuniones, se cerró la mesa al conocerse un informe técnico de la Consejería de Salud , según el cual "no está certificado que los campos electromagnéticos ocasionen efectos adversos significativos para la salud en los niveles que presentan los campos del Río San Pedro". Ahora, tanto los vecinos como el propio Ayuntamiento de Puerto Real han pedido que se vuelva a constituir esa mesa, para analizar los casos de neumonía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios