Una perra halla en un roqueo de Los Caños al séptimo inmigrante muerto

  • Es otro joven magrebí cuyo cuerpo llevaba en el mar al menos una semana

La tragedia en la costa de Barbate se alarga con la aparición de un nuevo cadáver de un inmigrante en aguas de Los Caños de Meca, a escasa distancia de donde se localizó el cuerpo sin vida de otra mujer de origen magrebí de unos 20 años de edad.

Con este hallazgo ya son siete los inmigrantes magrebíes muertos en el litoral barbateño desde el pasado 2 de enero. Todos los cadáveres han sido encontrados frente al faro de Trafalgar (en la playa conocida como Marisucia), Los Caños y en la orilla de la playa de Zahora.

El cadáver de ayer fue descubierto al mediodía cerca de la urbanización Playa del Estrecho de Los Caños de Meca, cuando una perra detectó entre las rocas un cuerpo en avanzado estado de descomposición. El dueño del animal avisó de inmediato a la unidad de emergencias 112 y poco después se presentaron en la zona junto a agentes de la Guardia Civil, la Policía Local de Barbate y Protección Civil.

El aspecto del cuerpo revelaba que había fallecido al menos desde hace una semana, fechas en las que hubo un fuerte temporal en aguas del Estrecho. Además, ese periodo también coincide con la patera que arribó el pasado 31 de diciembre en la playa de Zahora donde desembarcaron 10 inmigrantes, detenidos horas después por agentes de la Guardia Civil cuando deambulaban sin rumbo por el interior del Parque Natural de la Breña y en las proximidades de la carretera que une Los Caños con Barbate.

Los restos del joven hallado ayer fueron trasladados en un furgón funerario hasta el Instituto Anatómico Forense de la capital gaditana, donde permanecen sus otros seis compañeros de infortunio. En concreto, los muertos son cuatro hombres menores de 25 años, otro varón de unos 35 años y una mujer joven.

Por su lado, patrullas de la Guardia Civil continúan con sus labores de rastreo por la franja de la costa que va desde Los Caños hasta la playa de Zahora, donde han sido localizados todos los muertos tras ser arrastrados sus cuerpos hasta cerca de la orilla, quedando algunos cuerpos atrapados entre las rocas.

La mayoría de los hallazgos de esas víctimas mortales se ha producido merced a la colaboración de ciudadanos que se han visto sorprendidos por la presencia de un cadáver cuando paseaban por la playa. Esas personas son las que han avisado a la Guardia Civil, que aún no ha logrado determinar en qué patera iban esos inmigrantes que perdieron la vida en la costa de Barbate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios