Temporada de playas

"Si se retrasan las obras será por exclusiva responsabilidad de la Junta"

  • Antonio Sanz reconoce problemas en el plan de regeneración de las playas dañadas por los temporales

  • No se encuentra un banco de arena adecuado para los nuevos aportes

Comentarios 4

Bandera roja en las playas del litoral gaditano. Estamos apenas a dos semanas del inicio de la primera fase de la temporada de verano, el próximo 1 de junio, y los efectos de los temporales sufridos en los pasados meses aún se dejan notar, en algunos casos con fuerza, a pesar del compromiso de las administraciones de tener a punto todas las playas.

La previsión de este año, dando continuidad a 2017, indica una elevada ocupación turística, más allá de los tradicionales hoteles gracias a la fuerza que tienen los apartamentos turísticos; además, la creación de empleo también se vaticina alta, situándose hoy la provincia entre las cinco del país donde se prevé una mayor carga de nuevo trabajo.

Estas buenas perspectivas podrían verse seriamente afectadas si el litoral de Cádiz no oferta a sus visitantes playas en buen estado de revista, y más en un ejercicio en el que han aumentado las banderas azules. Para alcanzar este objetivo aún quedan por ejecutarse los vertidos de arena para recuperar el estado normal de nuestras playas, muy dañadas con los temporales. Basta aquí un ejemplo: en Santa María del Mar, en la capital, la pérdida de arena ha sido tal que con la marea baja son claramente visibles restos de la antigua muralla y de rocas habitualmente ocultas.

Es esta falta de arena, con el retraso en el inicio de los vertidos, lo que más preocupa a los ayuntamientos afectados y a los empresarios que logran en la temporada estival el tirón necesario para nivelar sus ingresos anuales. Y tal como van las cosas, todo hace pensar que el litoral no estará en orden el próximo 1 de junio, y aún habrá que ver si lo conseguirá al inicio de la temporada alta.

Por lo pronto, desde el Gobierno central ya se están poniendo paños calientes. Ayer, el delegado en Andalucía, Antonio Sanz, lanzó un órdago a la Junta tras criticar que las opciones que la administración regional ha ofrecido para la obtención de arena en Huelva y Cádiz "no son válidas o resultan insuficientes", reclamando por ello alternativas "urgentes" que permitan a Costas, según Sanz, "proseguir los trabajos ya iniciados".

Afirma el delegado que desde la Consejería de Pesca se ha denegado la autorización de los dragados en el placer de San Jacinto y la Flecha de El Rompido. Ante esta situación "es urgente y prioritario que el gobierno andaluz ofrezca alternativas viables y que se puedan ejecutar con celeridad. Si se retrasan las obras será por exclusiva responsabilidad de la Junta".

Las zonas de extracción de arena que propone la Junta son, a decir del Gobierno central, "inservibles" porque en su mayoría "contienen residuos de otros dragados no utilizables por su granulometría, contenido de finos y contaminación".

"Apelo a la lealtad y a la colaboración que ha presidido el espíritu con el que se constituyó la comisión entre administraciones (que se creó tras los temporales) y pido a la Junta, que es la administración competente en la materia, que ofrezca a los técnicos de Costas puntos de dragado en los que se pueda extraer toda la arena necesaria cuanto antes", indicó Antonio Sanz.

Constata el delegado que las playas sufrirán un notable retraso en estar preparadas si no se logran alternativas adecuadas. Menciona el perjuicio a veraneantes y empresarios y ahonda en la herida pues a esta situación "se suma la demora con la que la Junta ha emitido sus informes sobre las propuestas de actuación".

Sacando pecho de la labor del Gobierno central, Antonio Sanz afirma que todo lo que depende de ellos y no de la administración regional, entre ellas las reparaciones en los accesos, "están ya en marcha, tras haber hecho los deberes en tiempo y forma, sin perder un solo segundo frente a la Junta, que está demostrando lentitud, falta de capacidad para solventar los obstáculos y falta de visión sobre la preocupante situación".

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, no tardó en contestar a Sanz. Tras mostrar su "sorpresa" por la virulencia de las acusaciones, indicó que los dos placer denegados, frente a otros donde no hay problemas para actuar según el consejero, se debieron a que uno es un enclave protegido y otro, en la desembocadura del Guadalquivir, es zona esencial para la pesca de la chirla, el langostino y la acedía. "Incluso el Instituto Nacional de Oceanografía está de acuerdo con nuestra postura y sorprendidos porque Costas lo haya pedido", indicó Fiscal que aclaró que "el Gobierno español debe proponer zonas razonables para obtener arena. Nosotros estamos dispuestos a acelerar nuestros permisos, pero no vamos a permitir que el Gobierno excuse su falta de competencia en la regeneración en la labor de la Junta"

El Gobierno central aprobó para la provincia de Cádiz una inversión de 20 millones de euros, sobre un total en Andalucía de 35,6 millones. La idea es la de actuar sobre 70 playas de todo el litoral. Empresarios de la hostelería han mostrado su preocupación por estos retrasos, sobre todo cuando la mayor parte de los ayuntamientos del litoral ya se han puesto manos a la obra y están ejecutando trabajos de adecentamiento en los accesos a sus playas y de nivelado de la arena.

En verano el sector turístico sólo teme que el cielo caiga sobre sus cabezas, en este caso a modo de levante o mal tiempo. Ahora el temor es que las playas, nuestro tesoro más preciado de cara al verano, no estén presentables y, aún más, no tengan suficiente arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios