Reclamo turístico para la sierra Sexta edición del 2 de Mayo local

La recreación de Algodonales crece como referente de 1810

  • La localidad celebra por todo lo alto y hasta la bandera el bicentenario contra los franceses, nombrando alcalde de las fiestas al ex ministro Manuel Pimentel

Comentarios 3

Otra vez Algodonales la ha armado con la recreación histórica del 2 de Mayo de 1810. Por sexto año consecutivo, este municipio serrano celebra con éxito el enfrentamiento que ocurrió hace 200 años entre parroquianos y el poderoso ejército napoleónico.

Y otra vez, este reclamo turístico llena hasta la bandera el municipio, con 5.700 censados, y saca rédito a una escenificación histórica donde todos los vecinos se vuelcan en su desarrollo.

La algodonaleña es ya un referente dentro del paisaje de este tipo de recreaciones a nivel nacional. Y para muestra varios botones: en la Costa del Sol se venden pasajes estos días en autocares para viajar hasta aquí y vivir de lleno la fiesta; las cadenas de televisión generalistas como Cuatro despliegan estos días artillería en el pueblo para rodar uno de sus famosos Callejeros, o la autonómica Canal Sur se marca un directo entre escaramuzas y actividades.

Según fuentes municipales, la recreación histórica se cerró el pasado año con 11.000 visitas, una cantidad que los patrocinadores esperan superar durante esta edición, de singular importancia, porque se cumple el bicentenario de la entrada de las tropas francesas a la zona.

"No hay libre ni una habitación ni una casa de alquiler", explicaron ayer satisfechos algunos miembros que participan en la recreación, donde se movilizan a cientos de personas, que se convierten en actores durante tres días. De hecho, unas 3.000 personas se disfrazan con ropas de época, en un pueblo que retrocede hasta en su fisonomía dos siglos gracias a la arquitectura de puestos donde el visitante puede contemplar viejos oficios o la artesanía de la zona.

Algodonales desempolva desde el viernes y hasta hoy su memoria histórica para escenificar todos los acontecimientos que acaecieron en 1810, con la tragedia de muchos muertos y la quema de decenas de casas del caserío, que al final le valió el título de Villa por Fernando VII.

Uno de los puntos más álgidos de este acontecimiento tuvo lugar ayer con el nombramiento del alcalde honorífico de estas fiestas y la escenificación de la batalla entre propios y foráneos, que es uno de los momentos más importantes de los tres días festivos y que atrae la máxima expectación.

En esta ocasión fue el ex ministro, editor y escritor, Manuel Pimentel Siles el alcalde de 1810, quien recibió con todos los honores el bastón de mando del municipio serrano. La ceremonia de investidura de Pimentel, quien está ligado familiarmente a Algodonales, fue seguida por numeroso público que expresó su agradecimiento a su persona. El ex ministro habló de la "alquimia generosa del pueblo", que ha sabido "traducir en alegría una tragedia".

Tras su intervención, varios regimientos de soldados ataviados con ropas de la época y procedentes de asociaciones especializadas en recreaciones protagonizaron el enfrentamiento cumbre de las fiestas, que hoy también tendrá lugar al mediodía a petición popular. Además, de la asociación algodonaleña participan en la batalla otras venidas de La Albuera (Badajoz), Bailén (Jaén) o Camuñas (Toledo) y San Lys (Tolousse).

Otras de las novedades de esta edición es la presencia del Tercio Alejandro Farnesio IV de la Legión y la inauguración de un monolito en la plaza principal en memoria a los desaparecidos.

Fruto de las relaciones que este acontecimiento está asentando, la localidad ya se ha hermanado con la vecina Montellano con motivo del bicentenario de la fiesta.

11.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios