La producción agrícola de la provincia se ha devaluado un 6,5% en los últimos seis años

  • El sector vitivinícola ha sido el más afectado por la fuerte caída del 21,5% de las agroindustrias

La agricultura gaditana atraviesa una importante recesión que le ha hecho perder terreno en el conjunto de la economía gaditana y representación en el conjunto andaluz. Así lo demuestra el balance de legislatura elaborado por la Consejería de Agricultura y Pesca, en el que todos los indicadores son de signo negativo. Bajan la renta agraria y los activos, cae el tejido de agroindustrias y la balanza comercial es una montaña rusa que, después de desplomarse entre 2003 y 2005 de los 241 a los 39 millones de euros, consiguió remontar notablemente en 2006 duplicando su último resultado.

Pero el dato más significativo de la mala salud del sector primario es el descenso del 6,5% de la renta agraria en el sexenio comprendido entre 2000 y 2006. El valor de toda la actividad (tierra, capital y trabajo) se redujo en este periodo hasta los 705 millones, una tendencia radicalmente diferente a la registrada en Andalucía, donde no sólo no decreció sino que se disparó un 24,6%. Al menos, esta caída también se amortiguó durante el último año estudiado, lo que permitió que la renta gaditana cerrara el periodo representando el 9% del total andaluz (8.041 millones).

Una de las claves que explican estas crisis es la reducción del número de agroindustrias. La legislatura empezó con 664 y termina con 521 (-21,5%), en gran parte por el "acusado" descenso que ha sufrido el sector vitivinícola, según advierte la Consejería en el balance. Pese a ello, la enología sigue siendo la principal actividad primaria (42%), seguida de lejos por la acuicultura (12%), los piensos (11%) y la hortofruticultura (10%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios