El presupuesto para 2008 de Diputación se aprueba con los votos de PSOE, IU y PA

  • Sólo el PP vota en contra de unas cuentas de 282 millones

El presupuesto de Diputación para 2008, que supera los 282 millones , se aprobó ayer en Pleno extraordinario con los votos del gobierno de PSOE e IU y del PA. Sólo el PP votó en contra de unas cuentas "falta de inversiones e ideas nuevas, en la que se siguen disparando los gastos de personal".

El diputado responsable de Hacienda, Francisco Menacho, defendió en la sesión que son unos presupuestos que cumplen con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, con una subida en las inversiones. Destacó la apuesta por el empleo, con 37 millones para el Instituto de Empleo y Desarrollo Tecnológico (IEDT) y con planes como Cádiz 2012 Compite. La subida en los gastos de personal lo justificó con gastos para estos planes -7 millones para el IEDT- y resaltó la buena salud de la economía de Diputación en la que sólo los organismos Epicsa y Tugasa pierden dinero.

Según José Antonio Barroso, socio de gobierno, "es la primera vez que IU participa tan activamente en la elaboración del presupuesto, que no es el mejor pero sí se parece bastante" , con un notable incremento de la áreas lideradas por los izquierdistas como Medio Ambiente, Deporte y las empresas Provisa y Gitsa. "Estas partidas no son por si mismas la razón de apoyo si no que es un buen presupuesto ", señaló.

Los grupos de la oposición , por su parte, centraron sus críticas en las pérdidas de Tugasa, las modificaciones de presupuesto a lo largo del año, el gasto de personal o la partida del Área de Presidencia.

El diputado andalucista Manolo Prado, criticó, a pesar de su apoyo final, que el año pasado se dejaron de invertir 14 millones, que el presupuesto del IEDT "es el mismo que 2003" o que no se incluya el 1810 en las alusiones al Bicentenario. Prado dijo que su aprobación no es "un cheque en blanco". "Estaremos vigilantes y veremos si nuestras propuesta se cumplen", aseguró.

José Loaiza, portavoz popular, justificó su voto en contra porque son unas cuentas "continuistas, sin ideas nuevas." Criticó los gastos de personal, "que sigue siendo el capítulo estrella, sobre todo de eventuales y cargos de confianza", así como "los seis millones para la Presidencia, una partida mayor que otras áreas como turismo". Afirmó que son unos presupuestos con los que se "siguen empeñando que la provincia sea la última en todo, vivienda, industria y empleo".

El presidente Francisco González Cabaña cerró apuntando que "el capital humano también es una inversión que trabaja para la provincia". Además se aprobó el plan provincial de obras y ser vicios y carreteras, con nueve millones de euros, y la cuenta general de 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios