El presunto homicida confiesa que mató a su ex novia delante de la Policía

  • Medio millar de personas se concentra en Jerez para recordar a la víctima de violencia de género. El Ayuntamiento solicita ser acusación particular

Comentarios 1

El juzgado de instrucción número 1 de Jerez continúa investigando el asesinato de María Juana López, causa que permanece bajo secreto de sumario. El presunto autor del homicidio, Francisco Gamero Atienza, está ingresado en prisión, en calidad de preventivo, desde el pasado domingo.

Pero, ayer, círculos próximos al imputado mantienen que éste declaró en la comisaría que asesinó, reconociendo la autoría del crimen de su ex pareja de esta manera, pero delante de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. El testimonio del presunto homicida apuntaría, de acuerdo a esos círculos, a que hubieran podido ser los policías los que no hubieran evitado el crimen. La declaración fue realizada ante un abogado de oficio.

De acuerdo a su declaración, el presunto homicida estaría apuntando a que los policías hubieran sido los que no hubieran frustrado el crimen. Sin embargo, como indicaron allegados a la asesinada, las palabras del detenido "son un invento de él para exculparse. Ya bastante hizo matándola. Cuando llegan los policías se encontraron con la puerta de la casa cerrada. Fue él quien abrió la puerta a los policías, porque, de otra manera, no se explica cómo entraron. Uno de ellos se desgañitó llamando a las ambulancias".

Como ya está dicho, fue la vecina que reside enfrente del número 27 quien cerró la puerta después de escuchar gritos en la casa y ver un "gran charco de sangre". A la par, la nuera de la asesinada avisaba a la Policía Local, que le indicó que la Nacional ya estaba en camino.

La víctima se encontraba muerta o en estado terminal, como manifestó la Policía, cuando llegó la primera patrulla a la casa sin que se pudiera hacer nada para evitar el asesinato. Los vecinos recordaron que el detenido, "que estaba tranquilo", salió diciendo "entrad, que todo está hecho". Francisco Gamero salió esposado. Otros testigos, no presenciales del crimen, agregan que escucharon que el criminal pudo haber intentado acercarse a la víctima después de haberla agredido, pero un policía se lo impidió.

Cerca de medio millar de personas se concentraron ayer a las puertas del Ayuntamiento de Jerez para protestar por el asesinato de María Juana López. Vecinos y familiares de la víctima pidieron entre aplausos "que cambien la justicia y la Ley", con el objetivo de que el acusado, de 77 años, vaya finalmente a la cárcel y "no se libre por su edad". Por su parte, la alcaldesa, Pilar Sánchez, anunció que el Ayuntamiento "solicitará personarse como acusación particular en el procedimiento judicial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios