Más de un 12% de las plazas de la zona azul desaparecerá con el tranvía

  • Los estacionamientos ORA desaparecerán de la calle Real en cuanto comiencen las obras en primavera

La zona azul de pago desaparecerá de la calle Real a partir de la próxima primavera, fecha en la que se calcula que darán comienzo las primeras obras de reurbanización para la semipeatonalización de esta céntrica vía y la introducción del tranvía que cruzará La Isla para llegar hasta Chiclana.

La segunda mayor bolsa de estacionamientos en zona ORA (Ordenación y Regulación de Aparcamientos) -un total de 77 plazas de las 630 del centro, lo que supone más de un 12 por ciento del total- se esfumará en tan sólo unos meses, nada más se pongan en marcha las máquinas para afrontar la mayor transformación que la calle Real ha experimentado en toda su historia.

A diferencia de lo ocurrido con la reciente remodelación de las líneas de autobuses urbanos, -que ha obligado a reubicar en otras calles de la ciudad 140 plazas de la zona azul, perdidas con el traslado de las paradas de varias líneas- los casi 80 estacionamientos ORA que inicialmente se plantearon para la calle Real (en el tramo correspondiente entre el Castillo de San Romualdo y la calle Manuel de Arriaga, junto a la Compañía de María) no se trasladarán a otros emplazamientos cercanos, para compensar la pérdida de las plazas. Simplemente desaparecerán. Ésta es, al menos, la opción que de momento baraja la Delegación de Tráfico, Transportes y Planificación Viaria. Su delegado, Daniel Nieto (PP), lo confirmó recientemente a este periódico.

Pero esta supresión de la zona azul en la calle Real -lógica si se contempla el proyecto de semipeatonalización de la principal arteria de comunicación de la ciudad- implicará otra consecuencia si estas 80 plazas no se reubican en algún otro punto de la ciudad: la necesidad de compensar económicamente a la empresa concesionaria, Dornier, por la pérdida de estos estacionamientos contemplados inicialmente en la plica de la concesión, consiguientemente, por los beneficios que dejará de recibir. Lo que no está nada claro es quién tendrá que afrontar esta compensación económica y a cuánto ascenderá. Nieto, en este sentido, aludió al asunto como "una de las muchas preguntas sobre el tranvía que siguen sin contestación".

En el convenio suscrito entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía se alude a la reposición de activos afectados por las obras del tranvía, "que será sufragada por la Administración de la Junta de Andalucía y las empresas gestoras de los servicios de titularidad municipal en proporción al grado de amortización de los elementos que sustituyan". Esta cláusula se refiere sobre todo a las canalizaciones y cableados que serán sustituidos y que implicarán necesariamente gastos para las concesionarias en función de su grado de amortización. La zona azul, sin embargo, desaparecerá por el proyecto de semipeatonalización, "un proyecto de la Junta", según puntualiza el delegado de Tráfico y Transportes.

Lo cierto es que tras la calle General García de La Herrán, el tramo más céntrico de Real constituye por su longitud la segunda mayor bolsa de estacionamientos ORA que, actualmente, existen en la ciudad. Se trata de más de un doce por ciento de la zona azul que desaparecerá apenas dos años después de su puesta en marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios