El sector pesquero gaditano, en la cuerda floja por la subida del gasoil

  • El Puerto amarra la flota y el resto de cofradías pararán la actividad este viernes

Las flotas pesqueras de la provincia se sumarán a las movilizaciones previstas para este viernes a nivel nacional en señal de protesta por la continua e imparable subida del combustible que, según los afectados, están llevando al sector a la ruina.

De momento, los pesqueros de El Puerto permanecen amarrados desde el pasado sábado, después de la decisión tomada por la Nueva Asociación de Armadores, que preside Antonio Ares. El colectivo se ha plantado este mismo fin de semana sin esperar a la huelga del viernes, ya que el precio del gasoil ha vuelto subir otros tres céntimos, situándose el litro de este combustible para las embarcaciones pesqueras en 0,82 euros (136 pesetas).

Los barcos de El Puerto permanecerán amarrados en principio hasta final de mes y una vez que llegue el día 30 volverán a replantearse su postura. Como explica Antonio Ares "hemos llegado a una situación insostenible. Todos los días sube el gasoil y no nos resulta rentable salir a faenar, sacas el barco sólo para llenar el tanque", se queja.

No es la primera vez que los armadores emprenden medidas de protesta por el precio del gasoil ya que desde hace varios meses este problema se ha convertido en una pesadilla para ellos. Sin embargo, desde la asociación se quejan de que nadie parece hacerles caso. "Nadie de la administración se ha puesto en contacto con nosotros", se queja, y añade que de los 23 barcos que permanecen amarrados en puerto dependen no sólo el trabajo de sus respectivas tripulaciones, sino otros siete empleos en tierra por cada uno de los barcos.

"Esto es una cadena y los problemas nuestros al final afectarán a mucha más gente", se quejan los armadores, que insisten en que con los actuales precios del gasoil no les merece la pena salir a trabajar. Esta idea también es secundada por la flota algecireña.

En la misma línea se expresó el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate, José Manuel Martínez, quien reclamó al Gobierno la necesidad de que se articulen medidas para paliar las pérdidas que acarrean los altos precios del combustible. "Otros países europeos como Francia, Italia o Inglaterra han aplicado un plan de choque ante el aumento del costo del gasoil", dijo.

La flota barbateña emplea a unos 600 marineros, pero esta cifra se duplica al contar con otros trabajadores implicados en el sector como son los transportistas o personal de la lonja. "El trabajo en la mar apenas compensa porque hay que afrontar muchos gastos: sueldos, Seguridad Social, víveres, tarifa portuaria... además del pago de la hipoteca de los barcos", destaca Martínez.

Por su parte, los pescadores catalanes decidirán hoy si se suman a la protesta por el incremento del precio del gasóleo convocada en toda España, si bien ayer la mitad de las cofradías, entre ellas la de Barcelona, han optado ya por parar por este motivo. El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino se reunirá con el sector pesquero y con las compañías petroleras para buscar fórmulas que permitan reducir los márgenes comerciales de estas compañías a fin de rebajar el precio que pagan los pescadores, según indicó ayer el secretario general de Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro.

Tras la reunión mantenida entre la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa y miembros de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, Fragueiro señaló que el Gobierno entiende la difícil situación del sector pesquero.

El presidente de la Federación Nacional de Cofradías, Genaro Amigo, dijo que Espinosa subrayó que no hay medidas de choque, por lo que los pescadores deben adecuarse al coste del gasóleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios