Los partidos se aferran al continuismo al inicio de sus procesos congresuales

  • El PP y el PA toman la delantera en la elección de sus nuevas direcciones · El PSOE aprovechará su calma interna para cerrar en julio sus cónclaves federal, regional y andaluz · Cabaña y Loaiza seguirán

La apuesta por el continuismo, en especial en el PSOE y el PP, es la tónica general con la que los partidos políticos afrontan el habitual baile de congresos que suele seguir a una cita electoral relevante como la del 9 de marzo.

El congreso nacional del PA celebrado el pasado fin de semana en Sevilla ha dado el pistoletazo de salida a un rosario de procesos congresuales que tendrá su punto fuerte a partir del próximo viernes, cuando arrancará en Valencia el congreso nacional del PP.

Las voces críticas que en los últimos meses han puesto en tela de juicio el liderazgo de Mariano Rajoy, y que parecen haberse acallado, no han tenido sin embargo apoyo alguno ni en Andalucía ni en la provincia de Cádiz. Tanto es así que los cerca de 60 compromisarios gaditanos que asistirán al congreso de Valencia lo harán convencidos de que Rajoy es el mejor líder que puede tener ahora un partido que mantiene un apoyo de casi 11 millones de votos en todo el territorio nacional pero que ha sido derrotado dos veces seguidas por Zapatero.

Una vez que solvente la cita clave del próximo fin de semana, los populares podrán encarar con más tranquilidad el congreso regional de mediados de septiembre en Córdoba y el provincial que tendrá lugar antes de final de año. Tanto Javier Arenas como Antonio Sanz y José Loaiza seguirán siendo los referentes en Andalucía y en la provincia de un partido que afrontará a principios de 2009 unos congresos locales que llevarán caras nuevas a aquellas localidades gaditanas donde los resultados de las elecciones municipales no fueron satisfactorios.

Y si Loaiza tiene claro que seguirá siendo el presidente provincial del PP, lo mismo sucede con el líder del PSOE en el territorio gaditano, Francisco González Cabaña. Las siete victorias electorales consecutivas logradas por los socialistas en Cádiz bajo su liderazgo y la ausencia de conflictos internos de relevancia son avales más que suficientes para asegurar un respaldo mayoritario al actual secretario provincial del PSOE en el cónclave del 19 de julio.

Cierto es que hay dirigentes del partido que no respaldan la labor de algunos miembros de la ejecutiva provincial y que proponen cambios en el funcionamiento interno de la organización, pero ningún representante de este sector crítico ha osado levantar la voz contra Cabaña y su equipo.

Este congreso provincial del PSOE tendrá lugar después del federal (entre el 4 y el 6 de julio) y del regional (entre el 11 y el 13 del mismo mes), en los que Zapatero y Chaves están llamados a mantener sus liderazgos con rotundidad. Los congresos locales arrancarán en octubre.

Del resto de partidos, Izquierda Unida (IU) es quien se lo ha tomado con más calma, ya que sus congresos no darán inicio hasta octubre o noviembre. La incógnita se centra en conocer al sustituto o sustituta de Gaspar Llamazares. En la provincia, su actual coordinador, Antonio Roldán, esperará hasta septiembre para desvelar si se presenta o no a la reelección.

En el seno del PA, tras la elección de Pilar González como nueva secretaria general, la próxima cita será la asamblea provincial del 21 de este mes. Ramón Sánchez Heredia y Antonio Jesús Ruiz Aguilar pujan por sustituir a Alfonso Andrades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios