La ocupación hotelera no se resiente pese al aumento de camas

  • El año 2007 se saldó con una ocupación media del 65 por ciento, prácticamente la misma que en 2006 · La localidad vio incrementada su oferta el pasado año con 300 plazas más

Los establecimientos hoteleros de la costa chiclanera cerraron el pasado ejercicio con una media de ocupación superior al 65% (65,7%), un dato que pone de manifiesto que la ciudad sigue siendo uno de los referentes turísticos de la zona, ya que, a pesar del incremento de camas que se registró desde mediados de año con la puesta en marcha del hotel Barceló Sancti Petri (con más de 300 plazas), la ocupación sigue siendo muy similar a la del año anterior. Y es que en 2006 la media ocupacional fue del 66,12%.

Como suele ser habitual, fueron los meses de temporada alta los que registraron una mayor ocupación. Así, agosto fue el mes que obtuvo una mayor demanda en los establecimientos hoteleros, con una media de 93,6%, seguido de julio, con una ocupación muy similar (93,2%) y septiembre (con 85,6%). También en 2006 fueron éstos los meses con mayor demanda, si bien entonces fue julio el mes con una ocupación más alta (94,9%). Llama la atención el incremento registrado en el mes de octubre, donde se ha pasado del 65,5% alcanzado en 2006 al 70,9% de 2007, un dato que se explica por la alta ocupación registrada en algunos de los establecimientos de la costa gracias al turismo de congresos, fundamentalmente por la presentación del nuevo vehículo realizada por Volkswagen. Es significativo también el incremento que se ha registrado en otros meses de temporada media y baja, como en febrero, marzo y abril, sonde se ha pasado, respectivamente, del 44,2 al 52,6% en febrero; del 53,3 al 59,5 en marzo y del 63,7 al 65,5 en abril.

En esta ocasión han sido cuatro los establecimientos que han permanecido abiertos durante todo el año, en concreto, el Meliá Sancti Petri, el Barrosa Park, el Tartessus y el Andalucía Playa. También el Barceló Sancti Petri ha apostado por mantener abiertas sus puertas en temporada baja, si bien este recinto abrió al público a mediados de año. De éstos, el que ha alcanzado una media de ocupación más alta ha sido el Andalucía Playa, con una media de 86,3%, seguido por el Barrosa Park, con un 75,87% y el Meliá, con un 60,8%. El Tartessus, por su parte, ha alcanzado una media del 57,9%.

Es significativo también el aumento en el número de consultas que se ha registrado en las oficinas de información turística, puesto que en 2007 se han registrado más de un millar más que en el ejercicio anterior, pasando de las 40.321 de 2006 a las 41.496 de 2007. Sigue siendo agosto el mes que concentra el mayor número de turistas, si bien se ha pasado de las 11.187 de agosto de 2006 a las 10.646 de agosto del pasado año, lo que deja ver que cada vez son más los turistas que repiten destino y que no acuden a estas dependencias municipales en busca de información turística de la zona porque ya la conocen, algo que también sucede en julio, puesto que se ha pasado de las 9.006 de 2006 a las 7.662 de 2007. No ha pasado lo mismo, no obstante, en otros meses que no son de temporada alta, como septiembre, donde la cifra de consultas ha crecido en más de 1.000 respecto al mismo mes del año anterior (pasando de las 5.983 de septiembre de 2006 a las 7.081 de 2007) y en octubre, cuando se ha incrementado en casi 500 (de las 3.926 de 2006 se ha pasado a las 4.396).

Durante el pasado año, los primeros meses fueron los más flojos, si bien en diciembre se experimentó un repunte de más de 160 consultas y en abril, coincidiendo con la Semana Santa, la cifra se incrementó en más de 600, lo que confirma que la ciudad está logrando pequeños avances en la lucha contra la estacionalidad del sector.

En cuanto a la procedencia de los turistas que acuden a estas dependencias municipales en busca de información, los primeros siguen siendo los nacionales, con cifras muy similares tanto en 2006 como en 2007 (31.902 en 2006 y 31.864 en 2007). No obstante, ha sido significativo el incremento registrado en el número de consultas efectuadas por turistas alemanes, franceses e italianos, por cuanto que se ha pasado, respectivamente, de las 3.435 a las 5.195 en el caso de los turistas germanos; de las 23 a las 135 en el caso de los turistas italianos, y de las 405 a las 447 en el caso de los turistas franceses.

Por último, hay que resaltar que durante el pasado año la oficina de información turística permaneció abierta más tiempo que en 2006, ya que entonces la dependencia ubicada en la entrada de Novo Sancti Petri abrió sus puertas de forma permanente en junio, mientras que en 2007 éstas abrieron sus puertas de forma ininterrumpida desde el 2 de abril hasta finales de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios