Las obras de nunca acabar

  • La conexión entre la variante de Rota y la de Los Puertos se hará aún esperar, a punto de adjudicarse la primera fase de unión entre el nuevo puente y la N-IV pero con un segundo tramo pendiente todavía

Las esperadas obras de conexión entre la variante de Rota (A-491) y la variante de los Puertos, la autovía A-4, avanzan con cuentagotas a pesar que el puente que discurre entre el centro comercial El Paseo y el polígono Las Salinas se encuentra ya bastante avanzado. El puente, una obra largamente esperada que se incluyó en su día como prioridad en el famoso pacto de Gobierno entre Independientes Portuenses y el PSOE, comenzó a construirse el 15 de marzo de 2006 con un plazo de ejecución previsto de 17 meses, de los cuales ya ha transcurrido un tiempo extra de seis meses sin que los trabajos estén terminados. La empresa encargada de las obras es Gea-21 y aunque la estructura del puente se encuentra ya prácticamente terminada, lo cierto es que esta última fase de los trabajos se está realizando a un ritmo bastante lento, sin que a simple vista se detecte una actividad ni mucho menos frenética a pie de obra, teniendo en cuenta además la proximidad de las elecciones y la prisa que suele haber en estos casos por concluir obras y cortar cintas de inauguración.

En cualquier caso, la conclusión del puente por sí sola no servirá para conectar las dos infraestructuras antes citadas de la A-491 y la A-4, ya que el tablero que se está ejecutando atraviesa el polígono industrial de El Palmar y la vía férrea pero viene a morir en el polígono Las Salinas, en las inmediaciones de los nuevos juzgados.

Una vez en este punto será necesario ejecutar dos tramos más de obras, con una primera fase desde la desembocadura del puente hasta una rotonda en forma de hipódromo ubicada en Las Salinas, con una estructura de unos 600 metros en curva pero con dos tableros independientes para dos carriles de 3,25 metros cada uno para cada sentido de circulación. Estas obras están a punto de adjudicarse una vez que el pasado 7 de febrero se publicaba en el Boletín oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la apertura del concurso y el plazo para la presentación de ofertas. El presupuesto inicial de los trabajos es de 5,9 millones de euros y el plazo de ejecución previsto es de 18 meses. Las ofertas económicas que se han presentado al concurso se conocerán el próximo miércoles, día 25, fecha prevista para la apertura de las plicas.

Una vez en marcha estos trabajos, sin embargo, quedará aún pendiente de licitación y posterior ejecución la segunda fase de las obras, que supondrán la conexión entre la rotonda en forma de hipódromo del polígono industrial y la actual rotonda de salida hacia Doña Blanca, con lo que, efectivamente, ya quedarán conectadas las dos variantes de forma directa, que es el fin último de la actuación. Para esta segunda fase de momento no hay plazo previsto. Así las cosas, una vez terminado el puente faltarán todavía bastantes meses hasta que el proyecto final pueda ser una realidad. La conexión entre el puente y la A-4 contempla en su conjunto una estructura de unos 600 metros en curva pero con dos tableros independientes para dos carriles de 3,25 metros cada uno para cada sentido de circulación, terminando al final de la glorieta ovalada del polígono y desde ahí hasta la nacional se desdoblará la calzada existente, convirtiéndose el trazado en una vía de cuatro carriles (dos para cada sentido) de 3,50 metros cada uno.

También se construirá un carril adicional a cada lado, de 3,50 metros y paralelo a la duplicación, para el tráfico de entrada y salida de los polígonos industriales de la zona. De momento, el primer paso de esta infraestructura que es la conclusión del puente no cuenta con una fecha fijada para su puesta en marcha entre las inmediaciones del centro comercial El Paseo y el polígono industrial de Las Salinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios