Provincia

La nueva residencia de ancianos tendrá 60 plazas

  • La Junta de Andalucía invertirá 2,4 millones de euros en rehabilitar el antiguo asilo a través de la empresa pública

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento firmaron ayer el convenio que permitirá rehabilitar el antiguo asilo para su conversión en la segunda residencia de ancianos de la ciudad, que dispondrá de 60 plazas, sumándose a las 70 de la actual, construida al lado. La Administración autonómica invertirá en la ejecución de este proyecto 2,4 millones de euros a través de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), dependiente de la Consejería de Obras Públicas.

El viceconsejero del ramo, Luis García Garrido, y la alcaldesa, Irene García, suscribieron el acuerdo, en virtud del cual el Consistorio promueve esta actuación y se encargará de la posterior gestión de ambas residencias. El proyecto está recogido dentro de las competencias de la Junta en el Área de Rehabilitación de Sanlúcar, que abarca los barrios Alto y Bajo mediante las gestiones de una oficina local.

El viceconsejero y la regidora sanluqueña también firmaron el convenio de colaboración que propiciará el desarrollo urbanístico del pago La Milagrosa, donde la Junta prevé construir 200 viviendas, 180 de protección oficial y 20 de renta libre. Este acuerdo da contenido específico al protocolo rubricado por sendas administraciones en octubre pasado con objetivos como la dotación de casas "dignas" a las 79 familias que residen actualmente en otras tantas viviendas "autoconstruidas y sin una ordenación racional". Según las previsiones iniciales, las obras se licitarán en el primer trimestre de 2008. Los vecinos serán realojados durante su ejecución. Una vez construidas las nuevas viviendas, podrán optar a las mismas por compra o alquiler "con posibilidad de ser propietarios pasados 25 años".

Antes de las firmas, viceconsejero y alcaldesa pusieron la primera piedra de la segunda fase de las nuevas viviendas de la barriada El Almendral. Suman 86 y serán de régimen especial en venta "a precios asequibles" -entre 60.000 y 84.000 euros, según la superficie- para que puedan adquirirlas principalmente jóvenes. Los bajos estarán reservados a comercios. Se crearán, además, 68 plazas de aparcamiento y 67 trasteros.

García Garrido anunció que en mayo terminará la construcción de las primeras 90 viviendas, destinadas a los familias de la barriada, alojadas en pisos de alquiler. El proyecto global de las casi 180 viviendas y la reurbanización de la zona supone una inversión cercana a 10 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios