El nudo de Tres Caminos insiste en ser el protagonista del verano

  • El anticuado cruce de intersecciones entre Puerto Real y Chiclana origina colas kilométricas durante toda la mañana de ayer que volverán a repetirse esta tarde

Comentarios 6

El arcaico nudo de Tres Caminos, que separa los términos de Puerto Real y de Chiclana, insiste en erigirse un año más en el protagonista más triste del verano gaditano y en el mejor recurso para espantar a los turistas que acuden a las playas de Chiclana y La Janda en busca de descanso.

Aunque las mayores retenciones de vehículos tienen lugar la tarde-noche de los domingos y festivos de los meses de verano, las colas también se repiten durante las mañanas. Ayer, por ejemplo, el cruce de intersecciones se vio inútil para absorber a los miles de vehículos que llegaron a este enclave por la autovía del Barrio Jarana (A-4) y también a los procedentes de Cádiz y San Fernando por la autovía CA-33.

La última decisión adoptada por la Dirección General de Tráfico, la de ampliar con un tercer carril la incorporación a la A-48 desde Puerto Real, no ha aliviado en exceso la situación, como demuestran las colas que llegaron hasta el núcleo rural del Barrio Jarana y que incluso se mantenían a las tres de la tarde de ayer.

Es precisamente ese nuevo carril de aceleración el que, por otra parte, obliga a los conductores de Cádiz y San Fernando que se dirigen a Chiclana a reducir la velocidad de su marcha, causando así atascos que se prolongaron ayer más lejos incluso del viaducto paralelo al Puente Zuazo.

Mientras los conductores gaditanos y foráneos sufren un fin de semana sí y otro también este calvario, el Ministerio de Fomento continúa tramitando con una insultante parsimonia el proyecto de remodelación de este nudo, pese a que desde la oposición se ha reclamado en reiteradas ocasiones que se tramite como un proyecto de urgencia. La demora en la ejecución de estas obras conlleva que este nudo siga siendo el peor embudo de la provincia al menos este verano y el del año que viene, según las previsiones más optimistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios