Provincia

Sin noticias del centro de animales

  • En el mes de junio se cumplirán tres años desde la firma del convenio para construirlo y las protectoras lamentan el parón

Comentarios 1

En el mes de junio de 2015 se firmaba el convenio para la creación del Servicio de Protección Animal en la ciudad, que entre otras cosas contemplaba la construcción de un edificio para albergar las dependencias municipales que albergarían la perrera, con un nuevo concepto enfocado hacia el sacrificio cero y la adopción de los animales.

Este verano se cumplirán tres años desde ese acuerdo, y a fecha de hoy no hay ni rastro del nuevo centro animal, después de una larga historia de vicisitudes que ahora se ven, echando la vista atrás, como una sucesión de errores. El anterior equipo de gobierno había dejado planteada la construcción de una nave para la concesionaria de Parques y Jardines, Urbaser, que incluiría el centro animal, pero una decisión de última hora liderada por Levantemos (entonces aún en el gobierno) dejó esta nave fuera de los planes, decidiéndose posteriormente construir el centro en terrenos de Las Viñas, lo que despertó las protestas de los vecinos y la paralización de los trabajos.

El servicio funciona, pero no se dan las condiciones óptimas para los animales

Posteriormente, y tras un largo periodo en el que se solicitaron informes técnicos y legales, se acordó ubicar las instalaciones donde se había previsto inicialmente, en el polígono Las Salinas, pero en un edificio de nueva construcción.

En el pleno celebrado en septiembre de 2016 se acordó, al fin, destinar una partida presupuestaria para la construcción de este edificio, con una partida de 400.000 euros que debería haberse incluido en los presupuestos para 2017, que no han llegado a aprobarse, estando pendientes ahora los del año en curso.

Así las cosas, las protectoras de animales comienzan a estar ya aburridas de este largo historial, y después de una serie de protestas que se han sucedido a lo largo de estos dos años y medio, a día de hoy han optado por seguir trabajando con su día a día, sin olvidar que este compromiso municipal sigue incumplido.

Como explican responsables de las protectoras Patas y Adoptalo.com el servicio municipal de protección animal está funcionando gracias al voluntariado y el personal de la asociación Patas, que es quien tiene la subcontratación delegada para ello por Urbaser, que es la adjudicataria.

Desde las protectoras consideran que hay una enorme falta de interés municipal por este asunto, ya que ni siquiera se ha redactado de momento el proyecto para el futuro centro, que se ubicará en la calle Pitágoras del polígono las Salinas.

En estos momentos los animales, un total de 150 entre perros y gatos, están en unas instalaciones alquiladas en el extrarradio, una residencia que no presenta las condiciones necesarias para albergar a tantos animales. En invierno hace frío y hay goteras, no hay zona específica para cachorros... Lo que iba a ser un alquiler provisional para unos meses va ya camino de tres años.

Desde las protectoras se están centrando, ante la necesidad de medios y de dinero, en la organización de eventos para recaudar fondos para alimentos y veterinarios, así como en fomentar las adopciones, con campañas que están cosechando un gran éxito.

Desde Patas y Adoptalo.com reconocen también que están desbordados con la recogida de animales y la atención que requieren, sobre todo al estar en unas instalaciones saturadas.

Las protectoras observan impacientes como el mandato municipal va tocando a su fin y no hay avances en este sentido. La plataforma de protectoras de la ciudad tiene previsto mantener una reunión antes de que finalice este mes de enero para poner sobre la mesa este problema y consensuar actuaciones encaminadas a recordar a las autoridades municipales su compromiso y la necesidad de contar lo antes posible con estas instalaciones.

Las protectoras recuerdan que se está reivindicando un servicio que es competencia municipal, y añaden que recientemente incluso ha cambiado la ley a favor de los animales para que dejen de ser considerados cosas. "Necesitamos que la preocupación por los animales sea real", piden.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios