Con la mirada en el Guadalete

  • El pantano de Los Hurones desembalsó 100 metros cúbicos por segundo este domingo

  • La crecida del cauce activa la alerta naranja pero Junta y Ayuntamiento llaman a la calma

El río a su paso por el puente de La Cartuja, ayer. El río a su paso por el puente de La Cartuja, ayer.

El río a su paso por el puente de La Cartuja, ayer. / manuel aranda

Los desembalses obligaron ayer a mirar con cierto recelo al río, por la subida paulatina durante la jornada de la cota del caudal. A las cuatro de la tarde se alcanzaron los 4,95 metros, a las seis superó los 5,10 y a las ocho y media de ayer la cota llegó a los 5,28. Estos datos activaron la alerta naranja al superar los 5 metros, aunque en todo momento desde la Junta de Andalucía y el gobierno local lanzaron un mensaje de tranquilidad. De hecho, desde los servicios de emergencia del Ayuntamiento informaron "casa por casa" en esta fase de preemergencia, sin que se detectara ninguna incidencia ni preocupación de los vecinos consultados.

Desde la Junta de Andalucía informaron de que el pantano de Los Hurones estuvo desembalsando a 100 metros cúbicos por segundo (hasta las nueve de la noche), trasvasando el agua al de Guadalcacín, que ha pasado de estar por debajo del 40% de su capacidad (800 hectómetros cúbicos total) a alcanzar a última hora de ayer el 55%. Desde el Ayuntamiento subrayaron que los efectos de este desembalse se verán en el municipio 20 horas después, aunque desde el sábado los equipos de emergencia están emitiendo informes de la situación.

La alcalesa, Mamen Sánchez, subrayó ayer que hay un exhaustivo control de la situación "con una gran coordinación de todos los equipos". "Estamos ahí, pendiente de todo. La delegada de Medio Rural -Carmen Collado- se ha puesto en contacto con todos los delegados y alcaldes de la zona rural -a excepción de Ricardo Sánchez, de Estella, "que no atendió la llamada- para conocer qué ocurría. Esta mañana hemos estado también en varios puntos y el problema que ha habido se debe al desembalse, no a las lluvias", señaló Sánchez.

La alcaldesa también puso en valor las recientes obras en el margen del río ejecutadas por la Junta de Andalucía, que han permitido ensanchar el cauce "y por eso hoy no hablamos de inundaciones". "Estamos vigilantes pero con transmitiendo un mensaje de calma. Parece ser que las lluvias han cesado hasta final de semana por lo que todo se irá normalizando. La Greduela es un punto que nos preocupa, pero sin lluvia, no habrá problemas, y en El Portal va todo bien", explicó la alcaldesa.

A pesar de que desde las administraciones mantuvieron calma ante este escenario, lo cierto es que la crecida dejó imágenes llamativas, sobre todo por Rajamancera, La Ina, La Barca, La Corta y en los puentes de La Greduela y La Cartuja. En el término de Jerez, los problemas de inundaciones de calzada se registraron en la CA-3113, de Puerto Real y La Ina 1, donde quedó clausurado el tramo entre los kilómetros 13,5 y 17,5; en la CA-6108 entre Algar y Puerto Galis, concretamente en el kilómetro ocho, donde se localiza un paso provisional, así como en la CA-4107 que enlaza Torrecera-Paterna. También se produjeron cortes en la CA-3102 de Macharnudo y en la CA-3103 de Morabita.

Asimismo, los alcaldes de Estella y La Barca sí que quisieron mostraron los efectos de la crecida y criticaron la falta de actuación de la Administración para evitar que el agua cortara carreteras y calles. El alcalde de La Barca, Alejandro López, denunció que el conocido como 'puente chico' de la ELA quedó cubierto de agua: "Vamos a solicitar de nuevo a la Junta de Andalucía que haga limpieza del río por esta zona y no sólo por las que están más cerca a Jerez, como ha sido La Cartuja. Vamos a pedir que vengan aquí porque también es una zona de mucho paso". Asimismo, López explicó que la situación a última hora del día estaba "controlada" y "no hay peligro". "Protección Civil nos va informando de todo puntualmente para saber cómo proceder. Eso sí, enviaremos un escrito de nuevo a la Junta para que limpie el arroyo".

Más crítico se mostró Ricardo Sánchez, alcalde de Estella, quien subrayó que la limpieza del arroyo "es una reivindicación desde hace años". "El Ayuntamiento debería actuar de manera inminente para evitar daños, porque el agua hoy ha cubierto huertos, y ha pasado a la calle Ronda, Arboleda y Pozo. El agua también ha ocupado el carril derecho de la A-2003 y la Guardia Civil ha tenido que regular el tráfico". "La caída de un pino también ha ocupado la calzada, provocando una retención de algo más de una hora cerca al carril biosaludable", añadió Sánchez.

No fue la única caída de arbolado durante el fin de semana. Las fuertes rachas de viento -había activada la alerta amarilla- también dejó cuatro coches dañados por la caída de un árbol en la calle Montevideo, así como un desprendimiento en la avenida de San Joaquín, según informó la Policía Local.

El servicio de emergencias 112 gestionó durante la noche del sábado y madrugada de ayer un total de 112 incidencias relacionadas con el temporal en la provincia, en su mayoría por anegaciones e incidencias en la red de carreteras debido a balsas, desbordamiento de arroyos y desprendimientos, según informó el 112.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios