La localidad se despide de su Feria con la última suelta de toros

  • El alcalde hizo balance de la fiesta en el que destacó la ausencia de incidentes

La Feria de Paterna finalizó ayer de la misma manera que comenzó el pasado miércoles: con la suelta de los toros, de nombres en esta ocasión 'Orquetillo' y 'Llamador' y procedentes de las ganaderías de María del Carmen Camacho y Herederos de Cebada Gago que hicieron un recorrido limpio y sin problemas.

Con mucha gente corriendo delante de las reses o resguardadas detrás de las barreras, los paterneros y los muchos visitantes que se acercaron a pesar de ser el último día de Feria, despidieron hasta el año que viene a su fiesta más grande.

En realidad la clausura oficial de la Feria tuvo lugar el domingo por la noche con los lanzamientos de fuegos artificiales, aunque la Delegación municipal de Fiestas, decidió celebrar ayer por la tarde las sueltas de las últimas reses en las calles Real y Alcalá.

A la hora de hacer una valoración de todos los festejos celebrados, el alcalde de Paterna, José María Barrera, destacó la ausencia total de incidentes en los seis días de suelta de toros. Además resaltó el número de visitantes que han superado las previsiones y que llenaron hasta bien tarde las casetas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios