Una iniciativa para aprender a compartir

  • Los colegios portuenses Guadalete y Grazalema participan en una campaña solidaria que promueve la Fundación Cajasol junto a la asociación de empresas Landaluz Los alimentos se donarán a entidades benéficas

Los colegios Grazalema y Guadalete, ambos ubicados en El Puerto de Santa María, han acogido durante los dos últimos días una iniciativa solidaria puesta en marcha por la Fundación Cajasol y la Asociación Empresarial de Alimentos de Andalucía (Landaluz).

El objetivo de este proyecto es doble. Por un lado se trata de colaborar con aquellas familias que más lo necesitan en estas fechas tan señaladas y de inculcar a los estudiantes la importancia de valores como la solidaridad o la generosidad, mientras que por otra parte se quiere también educar a los consumidores del futuro en los hábitos de alimentación saludables y en el apoyo a los productos andaluces.

Entre los dos colegios, con 745 alumnos el centro Guadalete y unos 900 Grazalema, han logrado recolectar más de cinco toneladas de alimentos no perecederos, que van a ser donados a entidades sociales de El Puerto como el asilo de ancianos de las Hermanitas de los Pobres o el convento del Espíritu Santo, cuyas religiosas regentan un comedor para personas sin recursos. También se destinará una parte de estos alimentos a familias socialmente desfavorecidas de la ciudad.

Pero los trabajos que han culminado con la recogida de alimentos durante esta semana no han sido flor de un día. Los estudiantes de ambos colegios llevan ya cerca de dos semanas inmersos en los preparativos de esta actividad, primero aportando alimentos por parte de las familias y después organizando los kilos de comida recogidos para por último organizarlos y embalarlos, labor que sí se ha centrado en estos dos últimos días. El horario de las actividades en ambos centros educativos se ha prolongado desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde.

La iniciativa, en la que también este año colabora el Grupo Joly, ya se llevó a cabo con éxito el pasado año en el colegio Grazalema y este año, tras la propuesta de la Fundación Cajasol, ha sido de nuevo muy bien acogida por los dos colegios del grupo Attendis.

Además de la recogida de alimentos las dos jornadas de trabajo en los colegios han contado con una serie de talleres como la realización de un panel de manos por parte de los alumnos más pequeños, o la asistencia a un curso de buenos hábitos alimentarios que ha sido impartido por un nutricionista. En el transcurso de esta actividad los estudiantes han podido disfrutar de un desayuno típicamente andaluz, en el que no podía faltar el pan tostado aderezado con un buen aceite andaluz.

Desde la Fundación Cajasol explican que el objetivo de esta iniciativa es "llegar a los más pequeños para concienciarlos y hacerles entender lo privilegiados que son con respecto a otros niños de su misma edad que no tienen las mismas condiciones sociales ni económicas que ellos. Se trata de fomentar e inculcar valores como la solidaridad, el trabajo en equipo, el compañerismo o la igualdad social a través de divertidas iniciativas en las que ellos mismos formen parte de una cadena humana para preparar las cajas de alimentos que se donarán a familias andaluzas sin recursos y a entidades sociales", En definitiva, una actividad lúdica con un fin solidario, como recuerdan desde la Fundación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios