Un incendio obliga al desalojo de los vecinos de una casa ocupada

  • El edificio está situado en el centro de El Puerto y sus ocupantes han sido trasladados a Anydes

Dos de las personas sin techo que ocupaban el edificio siniestrado por el incendio, tras recoger ayer sus pertenencias. Dos de las personas sin techo que ocupaban el edificio siniestrado por el incendio, tras recoger ayer sus pertenencias.

Dos de las personas sin techo que ocupaban el edificio siniestrado por el incendio, tras recoger ayer sus pertenencias. / D. C.

Comentarios 1

Un edificio en el centro de El Puerto tuvo que ser desalojado en la madrugada de ayer sábado por un incendio, lo que afectó a 15 personas, de las que una de ellas tuvo que ser hospitalizada por contusiones.

El edificio desalojado a causa del fuego, cuyo origen se desconoce, es una casa ocupada situado en la calle Larga, número 35, que estaba habitado de forma irregular desde hace varios años. Aunque en principio la ocupación de la casa surgió como una corrala bien organizada para familias desahuciadas que se había quedado sin techo al ser expulsados de sus casas, en los últimos tiempos el ambiente se había ido deteriorando hasta llegar a situaciones de marginalidad. Los afectados son en su mayor parte indigentes, personas sin techo y desahuciadas, toxicómanos y jóvenes sin recursos.

Levantemos critica que algún residente no pudo recoger sus enseres antes de tapiar la puerta

El inmueble está situado en pleno centro urbano y es un edificio ocupado en el que vivían personas en estado de indigencia e incluso algún discapacitado en silla de ruedas. Carecía de luz y agua corriente, y el estado en que se encontraban algunas zonas era insalubre, quedando ahora tras el fuego en muy malas condiciones. La finca ya había sido objeto de algunas quejas por las situaciones de tensión y algunas peleas que se registraban a veces entre los propios ocupantes irregulares.

Una parte de los ocupas desalojadas han sido trasladados al centro de acogida de la asociación Anydes en El Puerto, mientras varios jóvenes que también vivían en el edificio de manera irregular aseguran que se han quedado literalmente en la calle, algunos incluso con perros. Los realojos en Anydes han estado a cargo del área de Bienestar Social del Ayuntamiento de El Puerto, aunque ayer por la tarde se desconocía si todos los desalojados tendrían cabida en dicha residencia.

Durante la mañana de ayer sábado, se fueron acercando al inmueble las personas que habían sido desalojadas en la madrugada, para recoger sus escasas pertenencias. En el momento de entrar en el inmueble fueron acompañados por un agente de la Policía Local, accediendo al lugar de forma escalonada. No obstante hubo algunos que no pudieron sacar sus pertenencias, debido a la rapidez con que se tapió la puerta de entrada, según criticó el grupo Levantemos.

En este sentido, uno de los ocupantes sin techo, que no estaba en el edificio en el momento del suceso, ha criticado que no se le haya notificado el cierre, con lo que no ha podido recoger sus enseres. "Me he encontrado con la puerta tapiada y además debe haber al menos cinco o seis gatos en el interior", afirma. El edificio se mantuvo ayer custodiado por la Policía Local, ya que ha quedado afectado por el fuego y la autoridad municipal considera que el acceso puede ser peligroso. El inmueble es propiedad de una entidad bancaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios