La ilusión de miles de niños de la Sierra es recompensada por los tres Reyes Magos

  • La climatología regaló una tregua y los municipios pudieron celebrar las Cabalgatas

La lluvia regaló ayer una tregua a los miles de niños serranos que pudieron disfrutar de las cabalgatas de Reyes Magos organizadas por la mayoría de los Ayuntamientos con la colaboración popular. Desde las cinco de la tarde, numeroso público se concentraba en las inmediaciones de los puestos de salida de sus Majestades para no perder ningún detalle de las comitivas festivas, que lanzaron miles de caramelos y juguetes. Fue el caso de Arcos, donde grandes y pequeños pudieron disfrutar del desfile de las nueve carrozas engalanadas para el momento tan especial.

También otros pueblos recibieron el calor de la magia en una jornada de alegría. Pese a que Villamartín anunció la suspensión de su desfile la mañana del lunes, achacando motivos meteorológicos al final Melchor, Gaspar y Baltasar recibieron los deseos de decenas de pequeños. Antes de la salida, a las cinco y media de la tarde, sus majestades hicieron un recorrido solidario por el hospital de Villamartín y la residencia de ancianos Santa Isabel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios