Los hoteleros están "muy preocupados" y vaticinan una caída de los precios

  • La patronal pide más esfuerzos comerciales a empresas y administraciones para "aguantar el año lo mejor posible"

Comentarios 6

La Asociación Provincial de Hoteles de Cádiz, que agrupa a más de 150 negocios y está integrada en la patronal de hostelería Horeca, admitió ayer su "preocupación" por los resultados negativos que está registrando el sector en este arranque de año y por las escasas expectativas de mejora que existen para el resto de la temporada.

El presidente de la organización, Antonio Real -también director del Hotel Jerez-, observó que los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística -INE- el viernes confirman las malas previsiones barajadas por los empresarios, con una caída interanual del número de viajeros que ya se sitúa en el 10% y coloca a Cádiz entre las provincias andaluzas más perjudicadas por la crisis económica. "Llámele desaceleración, crisis o lo que sea, pero la situación es palpable en el sector. Los datos de abril han sido malos y en mayo la tendencia es poco mejor. Después se presenta un verano muy largo, con pocos acontecimientos o festividades que puedan mejorar las cifras", avisó el directivo. Según su análisis, "el tirón de la reserva de último momento no está teniendo la fuerza de otros años". "Las cosas no están bien, es la realidad en todo el país, y aquí estamos muy preocupados", refrendó.

Una de las consecuencias directas de la disminución de la demanda de viajes a Cádiz, en una coyuntura de incertidumbre en el consumo que afecta a todo el país, será la caída de los precios medios de los hoteles, según avisó Real. "Vender, tendremos que vender, y cada empresario no cabe duda de que tratará de hacerlo lo mejor que pueda. Partiendo de esta premisa, la tendencia de los precios es que irán a la baja", estimó Real.

El presidente de la asociación de hoteleros advierte de que las dificultades propias del año están desvelando la situación de "sobreoferta" de la planta hotelera gaditana: "Siempre he defendido que la oferta está creciendo por encima de la demanda. Todos los años somos capaces de absorber las nuevas plazas porque el destino ha demostrado una gran fortaleza, pero ahora el mercado no va a dar para tanto", opina Real, que, no obstante, prevé un parón en la construcción de hoteles por la pérdida de poder de las empresas inmobiliarias, que han desviado durante los últimos años parte de sus inversiones al sector turístico.

"Tenemos una comunicación fluida con las administraciones y sabemos que la preocupación es mutua. Quizás podamos impulsar la promoción hacia otros derroteros, mejorar servicios de los municipios, pero tal y como están las cosas, no hay soluciones que ofrezcan resultados de la noche a la mañana", reflexionó el presidente de la patronal, que solicita "más esfuerzos comerciales desde la iniciativa privada y también desde la pública para aguantar el ejercicio lo mejor posible".

En el balance de los cuatro primeros meses del año, con la Semana Santa incluida, la provincia ha perdido casi 70.000 turistas y sus establecimientos hoteleros han vendido 138.000 estancias menos que en el mismo periodo del año anterior, según la comparativa de datos provisionales del INE. Las estadísticas también confirman que las contrataciones del sector se están retrasando: el número de trabajadores en hoteles durante abril fue un 22% menor que el mismo mes de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios