Menos horas de luz navideña para ahorrar

  • Ecologistas en Acción celebra la decisión municipal pero recuerda que la ciudad no posee un plan energético

El alumbrado extraordinario de Navidad lucirá a partir del sábado que viene con menos horas diarias, en concreto desde las seis y media de la tarde hasta las doce de la medianoche, a excepción del 24, 25 y 31 de diciembre y el 1, 5 y 6 de enero, jornadas en las que la iluminación se prolongará hasta las tres de la madrugada.

El concejal delegado de Fiestas, Jesús Villegas, ha explicado que la Unión de Consumidores de España (UCE) remitió semanas atrás al Ayuntamiento un escrito en el que aseguraba que "ya es una realidad científicamente comprobada que los consumos y gastos energéticos excesivos contribuyen al deterioro climático". En la misma comunicación decía que "el adelanto de la iluminación en dos meses a las fiestas navideñas provocaría un despilfarro de energía, además de fomentar conductas consumistas e irresponsables muy alejadas del consumo consciente, inteligente, solidario y sostenible que defiende la UCE". Así las cosas, Villegas ha manifestado que el Consistorio "ha atendido al ruego" de esta organización con la citada decisión relativa al horario del alumbrado de Navidad.

"Es también una buena forma de reducir el consumo de energía en estos días y de ahorrar, protegiendo la economía de los sanluqueños", ha añadido Villegas, que el viernes inauguró el belén municipal de la Biblioteca Rafael Pablos.

Ecologistas en Acción ha acogido favorablemente "la medida de reducción de la iluminación navideña tomada por el Ayuntamiento", entendiendo que responde así de un modo positivo a las demandas de la campaña En Navidad que no te deslumbren, puesta en marcha por la Federación de Consumidores en Acción (Facua) y la ONG. Con todo, la entidad ecologista ha criticado que "Sanlúcar carece de un plan de ahorro y eficiencia energética, habiéndose tomado medidas como la iluminación de las playas que producen un derroche energético". A su juicio, "existen poderosas razones para considerar el exceso de luces como no sostenible y necesitado de una fuerte reducción". "La electricidad no es una energía limpia, como creen muchos ciudadanos: la mitad procede de combustibles fósiles -centrales térmicas de carbón y de gas- y la cuarta parte de centrales nucleares", asevera en un comunicado para destacar a continuación que "representa una fuente de emisión de CO2, principal responsable del cambio climático, en el que ya estamos situados". Considera que "el derroche energético y el consumismo desaforado de estas fechas son las dos caras de la moneda de la insostenibilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios