La 'guerra por los impuestos' llegará mañana a la calle con una protesta

  • Movimiento Ciudadano emprende su calendario de movilizaciones con una concentración en la Plaza del Rey a partir de las ocho · Lejos de persuadirles, los últimos datos económicos caldean aún más el ambiente

Confundir la velocidad con el tocino o mezclar churras con merinas. Son dos frases del refranero popular que definen perfectamente lo que según el Movimiento Ciudadano Contra la Subida Abusiva de los Impuestos Municipales está haciendo estos días el Ayuntamiento. Porque, a su parecer, los últimos datos aportados sobre la reducción del déficit municipal no tienen nada que ver con las cargas financieras que pesan sobre el Consistorio. "El déficit se puede reducir dejando en el cajón de momento algunas facturas sin pagar pero esto no repercute sobre la situación real de las arcas municipales", sostiene el portavoz de esta plataforma, Antonio Romero Toledo.

Tan claro lo tienen él y el resto de colectivos integrantes de Movimiento Ciudadano que ayer convocaron de forma oficial la concentración prevista para mañana a partir de las ocho de la tarde en la Plaza del Rey. Será -y ellos lo saben- una cita crucial para determinar futuras líneas de acción y para presionar al Bipartito PA-PP.

De ello depende que se cumpla su pronóstico sobre una asistencia masiva a la protesta. "No la hemos fijado para mañana (por hoy) porque juega España. Pero podríamos haberla realizado luego y matábamos dos pájaros de un tiro, celebración y protesta", bromeaban ayer en el local del grupo empresa Bazán algunos responsables de la plataforma, entre ellos el propio Romero Toledo, Luis de Celis -presidente de la Federación de Peñas- y un representante de la Asociación de Comerciantes (Acosafe). El único ausente fue el presidente de la federación de vecinos Isla de León y a la sazón coordinador de la plataforma, Antonio Romero Rodríguez, quien no pudo asistir a la convocatoria por motivos laborales.

Además de esta reducción del déficit "forzada" e irreal, según el Movimiento Ciudadano, pese a que el Gobierno local haya alardeado de ella, hay otros motivos que han reforzado la idea de la plataforma de que es necesario trasladar sus reivindicaciones a la calle. Entre ellos, como ayer se puso de manifiesto, el hecho de que el esperado encuentro cara a cara con el alcalde, el andalucista Manuel María de Bernardo, siga aún sin haberse producido. Sí se ha entablado contacto con la concejal de Economía y Hacienda, Mercedes Espejo, que les ha mostrado su disposición a escucharles, pero "nosotros no queremos discutir de cuadros y más y más números. De todos modos, estamos valorando el ofrecimiento", ha reconocido el portavoz.

El malestar entre los miembros de la plataforma se ha acrecentado a raíz de la sensación de que por parte del equipo de gobierno municipal se están aportando datos que "pueden confundir a los ciudadanos", actuación que a su entender se está llevando a cabo desde la celebración de la asamblea general con el alcalde hace unas semanas en la Casa de la Cultura.

Por esta razón y también para esperar a que los propios isleños comprobaran con el recibo de la contribución en la mano si les ha afectado o no la modificación de las ordenanzas fiscales, es por lo que la primera medida de protesta se ha ido posponiendo desde la creación del Movimiento Ciudadano la pasada primavera. Con todo, meses antes de su constitución oficial, allá a mediados de diciembre, la Federación de Vecinos convocó una primera protesta dirigida contra el Bipartito y más concretamente contra la subida de las tasas municipales, que pocos días después se convirtió en realidad. Ahora el propósito es evitar que la situación de las últimas navidades vuelva a repetirse y que La Isla, que ya tiene según este movimiento el tipo impositivo más alto que todas las capitales de provincia de España (1,119), mantenga al menos el actual nivel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios