La falta de ginecólogos obliga a retrasar tratamientos de reproducción asistida

  • Tras años intentando quedarse embarazadas las pacientes temen perder opciones · Al Clínico le urge que los especialistas estén disponibles para operar aunque la gerencia espera solucionar el tema en un mes

Comentarios 8

La mayor preocupación de las mujeres que se están sometiendo en el Hospital Universitario de Puerto Real a un tratamiento de inseminación artificial es que se retrase su proceso y cuando pueden hacer un nuevo intento para quedarse embarazadas sea "como volver a empezar". Así lo señalan porque saben que, teniendo cuatro ensayos, que son los que contempla la sanidad pública, cuando más posibilidades existen para quedar encinta es en los últimos. Si se retrasa su tratamiento unos meses será como si estuviesen de nuevo en el primer intento.

El problema es que algunas de ellas se van acercando a la edad límite para someterse a esta técnica de reproducción, a los 38 años. Después, la opción que les queda es volver a esperar uno o dos años para iniciar en Sevilla otro tratamiento, la fecundación 'in vitro'.

La falta de especialistas en Ginecología que aqueja al Clínico ha obligado a suprimir el número de días que la consulta de la Unidad de Reproducción está abierta. La situación ha originado un gran malestar entre las mujeres. Ayer una de ellas, entre lágrimas, después de cuatro años de un largo proceso con la ilusión de tener un bebé señalaba que "no es justo, están jugando con nuestros sentimientos". Y es que ella, como tantas otras, tendrán que esperar para poder iniciar su tercer o cuarto intento. Las que tienen posibilidades han decidido, directamente, acudir a una clínica privada.

Sólo a las que menstruaron el pasado puente de mayo, y por tanto están en el momento oportuno para reiniciar el proceso, se las está viendo. Y esto, como pudo comprobar este periódico, gracias a que enfermeras y ginecólogos sacan cualquier hueco libre para atenderlas. Para ello las mujeres no pueden hacer otra cosa que ir al hospital, a pesar de que no sea día de consulta, y esperar. Llegan a primera hora y esperan pacientemente durante toda la mañana hasta que algún médico cuenta con cinco minutos para atenderlas.

Por su parte la gerencia del centro sanitario reconoce que ha habido que reducir las consultas y el número de citas que se dan, porque no tienen ginecólogos. Una cuestión que recuerdan que obedece a la falta de especialistas que está afectando a todos los hospitales españoles. Los pocos ginecólogos con que cuentan, señaló el aún responsable del centro Andrés Rabadán (en unos días será sustituido por la actual gerente del Hospital Carlos Haya de Málaga), los necesitan en quirófano, cuestión prioritaria.

Sin embargo desde la gerencia se apuntó que en ningún caso se cortarán los tratamientos y que sólo se retrasarán en aquellas mujeres en que pueda hacerse. Asimismo se quiso tranquilizar a las usuarias señalando que en ningún caso la situación se prolongará, y por tanto no tienen que preocuparse de que el tratamiento pierda efecto, pues se solucionará, como máximo, en el plazo de un mes.

Esto, en cuanto se de solución a la acumulación de casos en lista de espera para ser intervenidos quirúrgicamente, y contando, como se explicó, con que los Médicos Internos Residentes (MIR) que finalizan su formación en junio se queden en el hospital para engrosar la plantilla.

La escasez de ginecólogos en el Hospital de Puerto Real no es una novedad. El problema ya se puso de manifiesto el pasado mes de octubre. En aquella ocasión el tema se hizo público por la denuncia de los propios profesionales que advirtieron que la cuestión podía afectar a las pacientes. Esencialmente en paritorio, pues señalaron que no estaban capacitados para absorber los alumbramientos que se produjesen durante las guardias, entre las ocho de la noche y las ocho de la mañana, al estar un médico sólo. El tema derivó en la petición de cambio de hospital de algunos profesionales y en una alarma entre las embarazadas que hizo que algunas acudiesen a Cádiz, al Puerta del Mar, para dar a luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios